La Corte de Constitucionalidad (CC) decidió no prestarle atención a un amparo presentado contra la Corte Suprema de Justicia (CSJ) el cual pretendía evitar la reinstalación de Blanca Aída Stalling Dávila como magistrada de dicha institución.

Stalling se hizo célebre en las redes sociales cuando intentaba evitar su captura usando una peluca. Roderico Y. Díaz

La acción legal en contra de Stalling fue presentada por el ciudadano Juan Francisco Solórzano Foppa. Es importante no perder de vista que el período para el cual fue electa la magistrada finalizó en octubre del año 2019, pero como existe tremendo desorden en el Congreso, la elección de nuevos magistrados y renovación de la CSJ sigue postergándose indefinidamente.

La CC decidió no darle trámite al amparo de Solórzano Foppa aduciendo que este ciudadano no está en la facultad de actuar en contra de la magistrada (“carece de legitimación activa” fue el término exacto empleado por la CC).

STALLING COBRÓ “SALARIOS CAÍDOS”

La magistrada señalada por el Ministerio Público (MP) por su participación en el caso “Tráfico de Influencias” cobró Q5.7 millones en salarios y prestaciones no percibidos desde que fue separada del cargo.