Las juezas del Tribunal de Mayor Riesgo “B” se conmovieron luego de escuchar la petición del expresidente Otto Pérez Molina sobre su condena en el caso “La Línea”. Molina alegó sobre su incapacidad de pagar una cifra millonaria tras 7 años en prisión en los que no ha generado ingresos. Y de los 13 millones que tenía que pagar en un principio, ahora deberá cancelar 10 si desea obtener el beneficio del arresto domiciliario.

Consideren que 8 años no es fácil, no solo no vivirlos, es la situación de la familia.

Otto Pérez Molina

Fotografía de Edwin Bercián

La multa de los Q13 millones fue impuesta como una medida sustitutiva por la participación del binomio presidencial (Pérez y Baldetti) quienes dirigían una estructura de defraudación aduanera.

El representante legal de Pérez Molina, el abogado César Calderón fue quien dijo que su patrocinado no contaba con los fondos necesarios para cubrir la sanción. A pesar de que la sentencia todavía no está firme, Pérez Molina fue hallado culpable por los delitos de asociación ilícita y casos especiales de defraudación aduanera.