El empresario Carlos Arturo Batres Gil deberá enfrentar juicio por el caso denominado corrupción Odebrecht. Batres Gil, si usted no lo recuerda, se desempeñó (antes de Juan Carlos Monzón) como secretario privado de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti Elías y también es dueño de las Farmacias Batres.

La jueza de Mayor Riesgo “D”, Ericka Aifán decidió enviar a juicio al ex funcionario por los delitos de asociación ilícita, lavado de dinero y cohecho activo. De acuerdo a investigaciones de los fiscales del Ministerio Público, Batres Gil habría solicitado a los directivos de la empresa brasileña  Odebrecht realizar negociaciones, de supuestos sobornos, directamente con él.

Aunque los representantes de Odebrecht no aceptaron “el trato”, sí le entregaron 4.9 millones de dólares como parte del pago de una comisión ilegal.

Batres Gil se entregó a la justicia guatemalteca en abril del año pasado para solventar su situación jurídica, desde entonces permanece en prisión preventiva en el centro carcelario ubicado en la brigada militar Mariscal Zavala. Las investigaciones en este caso de corrupción fueron realizadas por la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci).