FOTOGRAFÍA DE JUAN ROSALES

La jueza Wendy Coloma Alburez resolvió a favor de Dulce Archila este lunes durante la audiencia de etapa intermedia. El Ministerio Público (MP) fue incapaz de probar que la pintura causara daños al edificio del Congreso de la República. La jueza decidió que no existían fundamentos para enviar a juicio a Archila por el delito de depredación de bienes culturales y mandó a cerrar la persecución penal en contra de la joven.

 

Si el daño fue reversible, ¿cómo pudo haberse afectado la esencia del edificio y su estado de conservación y autenticidad?

Wendy Coloma, jueza.

«Superficial, manipulado y arbitrario», así calificó el caso armado en contra de Archila, su abogado defensor, Edgar Pérez. La defensa argumentó que el trabajo del MP fue superficial y manipulado al no hacer una identificación plena de su patrocinada en el lugar de los hechos, los fiscales no presentaron ni una sola característica que individualizara el rostro de Archila.

Fotografía de Juan Rosales

La joven Dulce Archila fue criminalizada por su participación durante las protestas de noviembre de 2020 en el Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala en donde varios manifestantes resultaron heridos durante la represión de la Policía Nacional Civil (PNC), dos jóvenes incluso perdieron un ojo al recibir impactos con balas de goma.