Tras siete años de haberse destapado uno de los más grandes escándalos de corrupción en la historia guatemalteca, el juicio por el caso denominado “La Línea” sigue presentando una serie de contratiempos.

En este sonado caso están involucrados Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti Elías. Tras meses detenido luego de que se iniciara por fin en enero de 2022, el juicio se retomó este lunes, sin embargo, el avance no duró mucho ya que la audiencia tuvo que suspenderse.

Para hoy se tenía previsto escuchar la declaración de un testigo (colaborador eficaz), no obstante, el testimonio no se realizó luego de que el colaborador eficaz, Omar Nájera solicitara el acompañamiento de un abogado.

El Instituto de la Defensa Público Penal (IDPP) se excusó de proporcionarle un abogado argumentando que, al no estar sindicado en el proceso, no podían apoyarlo.

 

SOBRE EL CASO «LA LÍNEA»

Este caso fue puesto al descubierto en abril de 2015 y precipitó la salida del Gobierno de Otto Pérez Molina. Según la investigación del Ministerio Público (MP) en conjunto con la Cicig existía una red criminal dedicada a la defraudación aduanera y  la evasión fiscal que funcionó desde finales de 2013 hasta que el caso fue hecho público.