El 25 de enero recién pasado en una gasolinera de Retalhuleu, una familia se detuvo a echar gasolina y a hacer algunas compras, dentro del automóvil se quedó una adolescente de 17 años sin imaginar que minutos mas tarde ese vehículo sería colisionado por otro automotor que era conducido por un hombre en estado de ebriedad y posiblemente drogado; la niña se encuentra en condiciones graves en el intensivo de un hospital.

 

Una semana más tarde el martes 1 de febrero se produjo otro grave accidente, ahora en el anillo periférico, en este hecho el conductor de un automóvil atropelló a dos motociclistas, uno de ellos perdió la vida debido a la gravedad de los golpes sufridos.

 

El conductor fue capturado, debido a que había escapado del lugar con una de las motocicletas incrustadas en la parte delantera del automóvil. Cibernautas filmaron la forma en que estaba escapando, ello permitió que las fuerzas de seguridad lo coparan kilómetros adelante, procediendo a detenerlo para trasladarlo a la Torre de Tribunales.

 

El 27 de diciembre en Santa Catarina Mita, Jutiapa el periodista Henry Meléndez y su esposa que se encontraba en estado de gestación fueron atropellados por un hombre que manejaba luego de haber ingerido bebidas alcohólicas. Tres vidas se perdieron como consecuencia de la irresponsabilidad de una persona.

Fotografías cortesía del Cuerpo de Bomberos Municipales

Estos tres hechos son solo un ejemplo de los múltiples accidentes que se producen diariamente en diversas calles y carreteras del país, la mayoría debido a imprudencia o a que los conductores han ingerido bebidas alcohólicas o drogas poniendo en peligro a la ciudadanía.

 

La legislación debiera ser más rigurosa con estos conductores, debido a que estando en estado de ebriedad conducen un automóvil, camión, tráiler o buses. El vehículo en esas condiciones se convierte en una letal arma que puede privar de su vida a una o muchas personas.

 

En tanto no haya castigo ejemplar, no se producirá el efecto disuasivo y los accidentes continuarán repitiéndose como hasta ahora. Asimismo, la policía debe estar más atenta a detener a cualquier persona que maneje en condiciones inapropiadas debido a que han tomado de manera exagerada.