La Polaca Nacional Civil (PNC) ha enhebrado apenas a 14 de los 100 truchitas más buscados en los confines de la república bananera. Sin embargo, la crítica más obvia es que ninguno de la larga lista negra es criminal de cuello blanco (corrupción).

De estas 14 capturas, nueve han sido gracias a nortes pasados por chivatones. Pero esos chivatazos cuestan sus buenas varas… El Ministerio de Gobernación (Mingob) está en proceso de pagar recompensas de hasta 50 mil pajarracos verdes pechirrojos.

«Tenemos nueve [sapos] para poder hacer efectivo el pago de la recompensa», confirmó ayer el viceministro de Seguridad, Carlos Franco, después de una interpelación con diputados de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Antes de hacer el pago, el Mingob hace como que verifica que las varas prometidas por la cabeza de los criminales no las reciba un familiar de un funcionario de alguna institución encargada de seguridad o justicia… Al menos eso dicen ellos…