FOTOGRAFÍA DE ESTEBAN BIBA

La República Dominicana se convierte en el primer país en América en levantar todas las restricciones impuestas en 2020 por el coronavirus, las razones se encuentran en el descenso tan marcado en el número de nuevos contagios y en que el 80% de habitantes que han sido vacunados.

Otros países que están retornando a la normalidad son Dinamarca, Singapur, Tailandia, Sudáfrica y Chile. Este último país, que también está ubicado en América cuenta ya con un 87% de sus habitantes vacunados, por lo que posiblemente elimine cualquier restricción próximamente.

Guatemala por su lado está rezagado, no solamente porque en algún momento hubo retraso y opacidad en la adquisición de vacunas, sino porque no ha existido capacidad de suministrar las existentes a la población, llegando en muchos casos a permitir que expiren miles de dosis que pudieron haber salvado vidas.

Al inicio del proceso de vacunación el gobierno actúo incorrectamente como fue señalado en medios de comunicación, ahora es la población la que no responde adecuadamente a los llamados gubernamentales para que se vacunen, eso nos lleva a asegurar que otra de las causas del retraso en la inmunización se encuentra en la ausencia total de campañas publicitarias para promover la inoculación, esta campaña que tendría como objetivo informar sobre los beneficios de cualquiera de las inyecciones que se están suministrando, la misma debiera realizarse a través de radio, prensa, televisión, internet, redes sociales, vallas publicitarias, mupis y cualquier otro mecanismo encaminado a generar confianza.

Fotografía de Esteban Biba

Debido a que se ha carecido de estos mecanismos, los habitantes de diversos municipios han mostrado temor a acudir a los centros de vacunación, debido a que consideran que podrían ser verdad las noticias falsas que se han esgrimido alrededor de la vacunación.

Será posible que se retorne a clases presenciales, a no usar mascarilla en espacios abiertos y a ir eliminando las restricciones, únicamente cuando se empiece a generar lo que se denomina inmunidad de rebaño. Esta será posible cuando se haya contagiado la mayor parte de la población que sería algo negativo porque podría incrementarse el número de muertos o cuando se logre vacunar a la mayoría de la población.

En tanto hay reticencia a que se intensifique la vacunación y la población continúe evitándola, no será una realidad el hecho de que Guatemala haga lo mismo que la República Dominicana.