Luego de una intensa jornada de protestas ciudadanas en distintos puntos del país, la fiscal general del Ministerio Público salió al paso para responder hacia los señalamientos en su contra y especialmente sobre la decisión de los Estados Unidos de suspender la cooperación que tenían con la institución que ella dirige.

Como no podría ser de otra manera, Consuelo Porras dijo durante una entrevista telefónica en el noticiero Hechos, que las acciones ejecutadas durante el paro nacional son actos de “vandalismo” refiriéndose a la acción de unos manifestantes furiosos que le prendieron fuego al logo del MP en el edificio del barrio Gerona. Cuando se le consultó su opinión sobre el cese de la ayuda gringa al Ministerio Público dijo: “Nosotros seguimos con nuestro desempeño normalmente y atendiendo toda la estructura que hemos creado, a manera de cumplir con todas nuestras necesidades en las 340 agencias municipales que tenemos establecidas”. Aseguró que el MP cuenta con el apoyo de varios países cooperantes que siguen confiando en su trabajo.

El mensaje del gobierno de los Estados Unidos ha sido claro, aunque todavía no somatan la mesa: “Trabajaremos con quienes estén dispuestos a combatir la corrupción”

 

Giammattei también movió sus piezas en el ajedrez de la crisis

A pesar de la labia de Giammattei y de su discurso en pro de la independencia de poderes en Guatemala los gringos no se fueron con la finta y reafirmaron que no están dispuestos a trabajar con aquellos gobiernos que no estén comprometidos a luchar contra la corrupción y la impunidad. Al menos eso dejó en claro Ricardo Zúñiga, enviado especial para el Salvaje Triángulo Norte del Departamento de estado.