El viernes 18 de junio el Ministerio Público (MP) mandó decir que gracias a la rotunda evidencia resolvió enhebrar en un juicio a Kevin Manolo Rivas Cordón, presunto asesino y primo de Litzy Amelia Cordón Guardado, estudiante universitaria encontrada muerta el 6 de octubre del 2020 en un terreno baldío de la aldea Los Puentes, Teculután, Zacapa. El juez ordenó el juicio de Kevin Rivas por los delitos de secuestro y asesinato.

El 5 de octubre a las 800 horas, la familia de Litzy recibió llamadas en las que exigían la humilde cantidad de 5 melones de varas para mantener con vida a la veinteañera.

La familia hizo activar la alerta Isabel-Claudina para buscarla hasta debajo de las piedras y lamentablemente un día después apareció en un terreno baldío en Teculután, Zacapa.

Kevincito fue ligado a proceso en enero de este año, luego de que detectives de la Polaca e investigadores del MP, lo enchacharan acusado de cometer el macabro crimen contra su prima.

El presunto asesino diabólico fue enviado al tambo preventivo como parte de la investigación en el caso, luego de 13 diligencias de allanamientos en inmuebles de Teculután.

Hoy la fiscalía general anunció que su audiencia de ofrecimiento de prueba está programada para el próximo 29 de junio de 2021, donde quizás, Dios mediante, se asignará una fecha para enhebrar a la presunta sabandija.

Según el observatorio de mujeres del Ministerio Público, el 2021 ha dejado terrorífica cifra de 1,106 víctimas de delitos contra la mujer y la niñez.

Teculután, tierra de nadie, por su parte ha registrado 133 víctimas de este tipo sólo este año. Por cada 100 mil habitantes del municipio 642 son víctimas de la violencia misógina que ya es tradición en estas tierras dejadas de la mano del almighty.

Este año, a lo largo y ancho de la república bananera, el Ministerio Público ha ejecutado 1,122 órdenes de enhebramiento por crímenes similares. Además, la Alerta Isabel-Claudina ostenta el pavoroso récord de cuatro chavas desaparecidas al día, y un promedio de 54 llamadas diarias.