Los excuques andan va de hacer bloqueos en demanda de la aprobación de la iniciativa 5664, ley de compensación económica por matar gente durante el Conflicto Armado Interno. Al respecto, el coordinador de los veteranos, Francisco Calmo, dijo al programa de radio Con Criterio que la labor de ellos fue en defensa del país y “el poder de los ricos”. O sea, algo que ya se sabía, pero que resulta enigmático viniendo de su boquita. ¿Se trata acaso de un chantaje al Cacif?

“Los veteranos del Ejército de Guatemala salen a reclamar no solo un reconocimiento que se les debe por ser los hombres valientes que defendieron la patria, por haber defendido nuestra bella Guatemala, peleando por la soberanía de nuestro país y defendiendo no solo el poder de Guatemala, sino el poder de los ricos, y esto es lo que nos ha levantado en ira”, dijo Calmo, sin mucha calma.

Estos bochinches en distintos puntos del país se dieron desde el pasado 19 de junio. A través de un oficio dirigido al gobernador departamental los excuques explicaron que la razón de tanta chingadera es no haber recibido una respuesta optimista de parte del poder Legislativo sobre la iniciativa que pretende otorgar un resarcimiento a estos incordios.

Según Calmantes Montes, los bochinches están previstos para tres días y culminarán el miércoles 23 de junio. Esperan que durante ese tiempo lleguen a un acuerdo con el Congreso, de lo contrario advirtió que podrían permanecer el tiempo que sea necesario.

Como siempre que toca mentar a la constitución de la república bananera, aseguró que amparan en el artículo 33 sobre el derecho a reunión y manifestación para mantener las medidas adoptadas en las carreteras y calles del país…

Los cuques vetarros amenazan con que la toma de puntos importantes del país terminará hasta que el Organismo Legislativo dé una respuesta “favorable y concreta” del proyecto de ley. Aseguraron que han visto “falta de voluntad política” del Congreso para poder continuar con la discusión y aprobación de la propuesta para otorgar Q120 mil para cada asesino ligado a la contrainsurgencia estatal en épocas de la guerra.