¡DE USTED DEPENDE MEJORAR SU VIDA!

De usted depende gastar en lo necesario o en lo superfluo. Si usted hizo su presupuesto verá que el artículo de hoy es un complemento del ejercicio de administrar el dinero de manera responsable, una Evaluación de la Calidad del Gasto.

Fotografía de Carlos Hernández

Este es un principio que cuestiona en qué se gasta el dinero, este ejercicio inmediatamente obliga a clasificar el gasto. En la administración del gasto público sin duda habrá visto informes donde la mayor parte del dinero del presupuesto se utiliza para operar o mejor dicho para pago de salarios porque la planilla es exageradamente grande y los servicios que recibimos son deficientes.

Pero en la administración del dinero personal usted no debería cometer los mismos errores del Estado, porque usted no puede darse el lujo de endeudarse todos los años, es por eso que le invito a que clasifique sus gastos con algo tan básico: haga una lista de los pagos que realizó durante todo febrero, procure ser lo más minucioso posible al finalizar notará que hay una cantidad de dinero que no recuerda o que simplemente ni sabe en qué utilizó. De esta experiencia entonces ahora haga el presupuesto de este mes, oportunamente estamos en el inicio de marzo. Haga la lista de los servicios básicos que se tienen que pagar anotando a la par la cantidad de dinero y la fecha de cada pago. Seguidamente la comida lo más detallado posible, la educación de sus hijos, los pagos de tarjeta de crédito u otro tipo de deuda.

 

DIFERENCIAR NECESIDAD Y CONVENIENCIA EN EL GASTO

Le cito este ejemplo: conviene comprar un quinto par de zapatos para combinar con los distintos pantalones que tiene, pero pregúntese ¿necesita un quinto par de zapatos o conviene tener cinco pares de zapatos? ¿Qué ocurriría si no compra esos zapatos ahora? Estos cuestionamientos los deberíamos hacer en cada gasto que no forma para de la lista de servicios ni comida, ayuda a ser menos impulsivos en la compra, por lo tanto, nos volvemos más razonables en el gasto.

Recuerde que DE USTED DEPENDE mejorar su vida, el ejercicio de hoy también le permitirá iniciar un programa de ahorro.  Al identificar los gastos de conveniencia (y evitarlos) usted podrá ahorrar para un proyecto futuro, mejor si es de inversión.  En la medida que nos volvemos mejores administradores del dinero, los niveles de estrés generados por la preocupación porque “el dinero no alcanza” baja y eso se traduce en una mejora calidad de vida y eso ¡DE USTED DEPENDE!