¡DE USTED DEPENDE MEJORAR SU VIDA!

En este último segmento dedicado a la visión de los distintos grupos sobre el Bicentenario, compartiré algunas ideas del Consejo de Pueblos Mayas, desde el espacio de debates y análisis de la situación de los pueblos indígenas frente al estado, denominado “LA MIRADA DE LOS PUEBLOS”, partiendo del planteamiento ¿por qué deberíamos celebrar el bicentenario?

Los pueblos mayas no reconocen la conmemoración del bicentenario de la independencia nacional, pues desde su visión se trata de una idea falsa, la realidad es que han sido 200 años de saqueo de las riquezas y explotación de la población indígena; desde la mirada de los pueblos ha sido una historia de despojos no solo de las riquezas materiales sino también mediante la invasión de los espacios sagrados se ha despojado de su cultura, sus valores y su relación con la madre tierra, con lo que también fueron despojados de su forma de ver y entender el mundo.

Según el Consejo de Pueblos Mayas, el acontecimiento mal llamado Independencia Nacional, no ha cambiado absolutamente nada la situación de los pueblos originarios, ya que antes y después de esa fecha ellos siguen siendo sometidos, además fueron obligados a movilizarse a tierras altas y accidentadas para que los criollos se repartieran la tierra buena, al mismo tiempo fueron obligados trabajar para ellos, situación que continúa en nuestros días.

Fotografía de Daniele Volpe

En la actualidad se sigue invadiendo los espacios territoriales, ahora mediante la exploración y explotación de los recursos minerales sin siquiera obtener su consentimiento. Entonces desde esta realidad como indígenas ¿por qué deberían celebrar el bicentenario? Si lo que ocurrió fue un evento de descendientes de españoles que no querían pagar los tributos a la corona española, pero esa misma práctica se repite hasta nuestros días, cuando a todas luces la clase económica alta es la que menos impuestos paga y continúan explotando a los indígenas, sólo que ahora con una estrategia más sutil pues se realiza mediante el sistema educativo que forma con la visión de ser el trabajador de alguien, un sistema económico, político y jurídico excluyente, entonces ¿de qué libertad se está hablando? Si tan sólo al revisar los espacios de toma de decisiones no hay cabida para indígenas, igual que en 1821 cuántos nombres indígenas aparecen como próceres de la independencia, se puede hablar de Lucas Aguilar y Atanasio Tzul que sí buscaron independizarse del grupo de criollos que explotaban a los indígenas y exigían los impuestos.

Ante esta situación es que el Consejo de Pueblos Mayas impulsa con gran entusiasmo la propuesta de un Estado Plurinacional, que será realmente representativo y participativo, donde se reconozcan los derechos negados en los últimos 200 años.  El Estado guatemalteco actual utiliza a la persona porque es un objeto de producción, mientras que en el concepto de Estado Plurinacional la persona es Sujeto que vive en una comunidad, capaz de determinar por sí mismo su futuro y luchar porque se le reconozca su sistema organizativo, así como su sistema jurídico.

Fotografía de Esteban Biba