FOTOGRAFÍA DE OLIVER DE ROS

En suspenso quedó el arresto domiciliario dictado a favor del expresidente Otto Pérez Molina en el caso “La Línea” luego de una acción presentada por el Ministerio Público (MP).

En esta ocasión fue la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci) la encargada de aguarle la fiesta a Pérez Molina; una sala otorgó un amparo provisional a dicha fiscalía y suspendió el arresto domiciliario que beneficiaba al exmandatario.

El Tribunal de Mayor Riesgo “B” le había puesto más sencillas las cosas a OPM al beneficiarlo con dicha medida el mes pasado, no obstante, al expresidente le costará bastante trabajo salir de prisión, ya que para ello primero deberá pagar una fianza millonaria y responder ante la justicia guatemalteca en otros casos que se siguen en su contra en donde no goza de medidas sustitutivas (el caso “cooptación del Estado”, por citar un ejemplo).