FOTOGRAFÍA DE CARLOS HERNÁNDEZ OVALLE

El Día Mundial del Refugiado se celebra el 20 de junio, con el objetivo de visibilizar, y ayudar a millones de personas que viven en condición de refugiados, desplazados y a la espera de asilo en otros países debido a los conflictos armados, de violencia y persecución de los cuales son objeto en sus naciones de origen.

 

ORIGEN DE LA CELEBRACIÓN

Esta efeméride comenzó a celebrarse en el año 2001, en conmemoración del 50 aniversario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951. Antes de su designación oficial por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas, este día mundial se conocía anteriormente como el Día de los Refugiados de África.

 

¿QUÉ SIGNIFICA SER UN REFUGIADO?

Una persona refugiada es aquella que es obligada a dejar su país debido a problemas internos, como conflictos armados, persecuciones y todo tipo de violencia.

Son muchas las razones por las cuales las personas refugiadas deben comenzar sus vidas en lugares alejados de sus familiares y de la patria que los vio nacer. Los motivos más comunes de persecución son por temas políticos, religiosos, sociales, raciales y hasta sexuales y de no dar este paso decisivo, pueden incluso poner en riesgo sus vidas.

Fotografía de Carlos Hernández Ovalle

Por otra parte, las personas refugiadas y desplazadas deben enfrentar los siguientes problemas sociales, los cuales requieren de la unificación de criterios para la aplicación de políticas sanitarias, educativas y sociales por parte de las naciones que los acogen:

  • Dificultades para recibir atención médica primaria.
  • Exclusión del mercado laboral formal.
  • Xenofobia y racismo.
  • Dificultades en el acceso al sistema educativo.
  • Depresión, trastornos psicosociales y otros traumas psicológicos.
  • Enfermedades infecciosas y no transmisibles, como tuberculosis, VIH-Sida, hepatitis, varicela.
  • Problemas de salud reproductiva, mortalidad neonatal, trastornos nutricionales, infecciones respiratorias y cutáneas.

DERECHO A BUSCAR PROTECCIÓN

El tema para 2022 se centra en una idea fundamental y es que todas las personas del mundo tienen derecho a buscar protección, sin importar quiénes sean, de dónde vengan ni cuándo hayan tenido que huir.

El lema es el siguiente: «Quien sea. Donde sea. Cuando sea. Toda persona tiene derecho a buscar protección».

Fotografía de Carlos Hernández Ovalle

PROTECCIÓN INTERNACIONAL DE LOS REFUGIADOS

La Convención sobre el Estatuto de 1951 y el protocolo de 1967 son dos instrumentos legales, creados con la intención de amparar y proteger a todas las personas que se encuentran en condición de refugiadas en todo el mundo, mediante el establecimiento de tratados y acuerdos que garanticen sus derechos humanos para que no sean vulnerados.

Entre los derechos que se establecen en la Convención de 1951, se destacan los siguientes:

  • El derecho a no ser expulsado del país donde se le da acogida al refugiado, a excepción de casos particulares y que están previamente establecidas en el documento.
  • El derecho a no ser penalizado o castigado, si la entrada a un determinado territorio de un estado contratante se hace de forma ilegal.
  • El derecho a un empleo remunerado, a la vivienda y a la educación pública. ç
  • El derecho a recibir asistencia médica gratuita y el derecho a la libertad de culto.
  • El derecho al libre tránsito dentro del territorio, así como a la emisión de documentos de identidad y de viaje.