Es muy probable que, mientras duermes o tratas de dormir, escuches un zumbido que te dificulta el sueño. Pues se trata de mosquitos o zancudos, insectos que, además de ser muy molestos, pican para alimentarse de la sangre de animales y personas.

Pero lo verdaderamente peligroso de estas picaduras, es que a través de ellas se pueden contraer enfermedades infecciosas como dengue, malaria, zika o chikungunya.

De hecho, las enfermedades trasmitidas por estos insectos son una causa importante de enfermedades y muertes en algunas zonas del planeta. Por ejemplo, entre los años 2017 y 2018 se reportaron en América 483.208 casos de dengue, 223.447 de zika y 180.000 de chikungunya y más de 253 muertes.

 

¿DÓNDE VIVEN LOS MOSQUITOS?

Los mosquitos se reproducen en el agua que dejamos almacenada o estancada en macetas, neumáticos, contenedores de basura y barriles, entre otros. Y como dato adicional una hembra suele poner entre 100 y 300 huevos por vez.

Una vez reproducidos se sitúan en ventanas, cuadros, mesas, sillas, paredes, es decir, en casi cualquier lugar, para luego picarnos.

UNA SEMANA DE ACCIÓN CONTRA LOS ZANCUDOS

En el 2014, durante una reunión de Jefes de Estado de la Comunidad del Caribe (CARICOM) se decidió reunir esfuerzos y dedicarle una semana de acción contra los mosquitos.

Dos años después, esta semana fue promovida por la Organización Panamericana de la Salud dando inicio a las primeras actividades.

Con esta semana se busca informar a la población sobre la importancia de reducir los criaderos de mosquitos, así como de hacer un llamamiento a los Estados para aplicar medidas de control químico y no químico por parte de autoridades de salud y medio ambiente.

Se celebra la segunda semana de mayo en los países del Caribe de habla inglesa. En América Latina se lleva a cabo la celebración según las temporadas de lluvia, que varían de agosto a noviembre.