El Día Internacional sin Dietas, se celebra el 6 de mayo de cada año. Es una fecha recordatoria para crear conciencia sobre el daño físico que corren las personas que se exponen a estrictos regímenes dietéticos, que inclusive pueden conducir a la muerte.

 

ORIGEN DEL DÍA INTERNACIONAL SIN DIETAS

El origen de esta importante fecha fue gracias a la feminista británica Mary Evans Young, quien en el año 1992 decide emprender una lucha en contra de las empresas e industrias encargadas de promocionar el consumo de productos dietéticos.

Así mismo, se transformó en la principal portavoz de los desórdenes alimenticios que afectan a las personas en todo el mundo, como por ejemplo la bulimia y la anorexia. Debido a esto, muchos grupos feministas de varios países se unieron a la causa y partir de ese momento se ha transformado en una celebración importante a nivel mundial.

Una dieta balanceada consiste en incluir diferentes tipos de alimentos, en cantidades adecuadas, a fin de que el cuerpo obtenga suficiente energía y nutrición para crecer y desarrollarse apropiadamente.

¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES METAS DEL DÍA INTERNACIONAL SIN DIETAS?

Lamentablemente, la sociedad actual se maneja con unos cánones de belleza con los cuales mujeres y hombres tienen que luchar cada día para, de cierta forma, encajar en ellos. Por esta razón, es importante que las personas entiendan la importancia de cuidar el aspecto físico, pero sin caer en conductas negativas que puedan afectar la salud, como, por ejemplo, someterse a rigurosas dietas, que a la larga pueden perjudicar la salud.

En este sentido, el Día Internacional sin Dietas busca romper con estos estereotipos y entre sus metas están:

  • Crear conciencia entre la población para eliminar la discriminación hacia las personas que presentan problemas de sobrepeso.
  • Erradicar los cánones o estereotipos de belleza.
  • Recordar a todas las víctimas que ha sufrido de enfermedades relacionadas con desórdenes alimenticios.
  • Recordar a las personas que han quedado con secuelas o han perdido la vida por llevar a cabo cirugías para bajar de peso.
  • Concienciar de los peligros que representan el uso de productos que son usados para adelgazar, sin la debida supervisión médica.
  • Declarar una fecha libre de dietas y cualquier tipo de obsesión por el peso corporal.

 

EL PELIGRO DE LAS DIETAS

La sociedad actual constantemente se encuentra bombardeada por la publicidad, donde se incentiva a las personas que para estar bien y con una figura perfecta es necesario someterse a rigurosas dietas. Esta idea se le ha vendido, sobre todo a la mujer y no hay nada más alejado de la realidad que esta creencia.

Se habla de las dietas milagrosas, que podrán, en un periodo de tiempo corto, hacer que las personas bajen de peso, sin embargo, esto puede traer serias consecuencias a la salud como la conocida bulimia o la anorexia, que son las principales causas de graves trastornos como vómitos, pérdida de apetito, ansiedad, depresión e inclusive provocar la muerte.

 

¿CUÁLES SON LAS DIETAS QUE NO DEBEN PONERSE EN PRÁCTICA?

Existen algunas dietas que las personas realizan para bajar de peso, pero que pueden ser contraproducentes, entre ellas están:

 

LA DIETA CERO:

Esta dieta consiste sólo en la ingesta de líquidos y donde quedan totalmente prohibidos los alimentos sólidos. Es llamada la dieta hipocalórica. De acuerdo a los estudios realizados, la misma puede resultar muy peligrosa e incluso provocar una muerte súbita. Entre los síntomas que causa están los vómitos, diarreas, arritmias y la falta de sueño.

 

LA LLAMADA MONODIETA:

Este tipo de dieta sólo incluye la ingesta de un único alimento durante el día, es decir, si se elige las frutas o las verduras, sólo una de ellas, por ejemplo, las alcachofas o las patatas. El peligro de esta alimentación, es que las personas no reciben los nutrientes que el cuerpo necesita y esto termina por dañar la salud.