La tragedia se produjo la noche del 8 de marzo del año 2017 en un centro para menores de edad ubicado en San José Pinula. El lugar albergaba a menores de edad víctimas de abandono, maltrato infantil y violencia.

Familiares y activistas sociales continúan exigiendo justicia desde hace 5 años cuando la noche del 8 de marzo un incendio segó la vida de 41 adolescentes que se encontraban recluidas en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción en el municipio de San José Pinula, Guatemala.

Las niñas y adolescentes se amotinaron, algunas de ellas se habían fugado un día antes, tras sufrir abusos por parte de las autoridades encargadas de su resguardo. Muchas niñas también habían denunciado maltratos y abusos sexuales.

Fotografía de Cristina Chiquin

Los señalados como responsables de la tragedia aún no reciben una condena, ya que por medio de distintas acciones legales han logrado retrasar el proceso judicial. Para mañana se espera que distintos grupos de activistas sociales acompañen a familiares de las víctimas a la Plaza de la Constitución, rebautizada como “Plaza de las Niñas”, para continuar exigiendo justicia a las autoridades.