El Día Meteorológico Mundial tiene como objetivo crear conciencia sobre la importancia que tiene la meteorología y la hidrología para el equilibrio medio ambiental y todas las actividades que realiza el hombre en el planeta, así como para la continuidad de la vida tal y como se conoce hasta ahora.

Esta efeméride tiene vigencia desde 1997 y cada año los más de 180 Estados que integran la Organización Meteorológica Mundial, celebran este día, centrándose en un tema de interés para la humanidad.

 

«ALERTA TEMPRANA Y ACCIÓN TEMPRANA»

Es el lema de la campaña para este año donde se destaca la importancia de la información meteorológica, hidrológica y climática para reducir el riesgo de desastres, proteger los medios de subsistencia de las comunidades y la vida de las personas.

El cambio climático hace que los fenómenos meteorológicos, relacionados con el tiempo, el clima y el agua sean cada vez más extremos. Estamos más expuestos que nunca a desastres, también debido al crecimiento demográfico, la degradación del medio ambiente y la urbanización descontrolada de muchos lugares del mundo. Y por ello, las predicciones ya no bastan. Es vital desarrollar sistemas de alerta temprana, para estar preparados y ser capaces de actuar en el momento oportuno.

Quejá, San Cristóbal, Alta Verapaz (2020). Fotografía de David Toro

 

¿POR QUÉ CELEBRAR EL DÍA METEOROLÓGICO MUNDIAL?

El motivo principal para celebrar este día es crear conciencia entre los distintos gobiernos del mundo, del papel que tiene el cuidado y preservación del clima y del medio ambiente, para la preservación de la vida en la Tierra.

También  se busca hallar salida al cambio climático ocurrido los últimos años, para de esta forma reducir los riesgos de un desastre a nivel global, que ponga en peligro a la especie humana.

Sin embargo, hay muchos países que, ante esta crisis, no han mostrado mayor preocupación, pero no se pierde la esperanza de que, trabajando mancomunadamente, estemos a tiempo de evitar un colapso global.