FOTOGRAFÍAS DE AMENO CÓRDOVA

Esta jornada de presta para agradecer la noble labor de psiquiatras, psicólogos y especialmente a nuestros amigos que siempre están allí en los momentos más difíciles de la vida. Parafraseando a un camarada hondureño que padece depresión, si usted nunca ha sufrido esta condición psiquiátrica siéntase feliz por ser tan afortunado, pero procure entender a quienes sí deben lidiar con dicho padecimiento, ese vacío en el pecho que se siente que nada lo puede llenar, nada.

 

¿POR QUÉ CONMEMORAR UN DÍA CONTRA LA DEPERESIÓN?

La intención de celebrar un día en donde se recuerda la lucha que millones de personas alrededor del mundo mantienen contra este padecimiento es precisamente para sensibilizar, orientar y prevenir a todo el mundo sobre los peligros de esta enfermedad que generalmente tiende a subestimarse. Millones de personas alrededor del mundo viven con esta condición psiquiátrica y otros cientos de miles han perdido la batalla y la vida peleando contra esta enfermedad.

 

¿CÓMO RECONOCER A UN PACIENTE CON ESTE PADECIMIENTO?

La tristeza permanente es uno de los rasgos característicos que destacan en los pacientes que sufren de depresión, a lo anterior también puede sumársele pérdida de interés en actividades que antes les parecían placenteras (como el sexo, las chamuscas en la colonia o el salir con amigas, por citar algunos ejemplos). Algunos pacientes presentan además trastornos del sueño y pierden el apetito, otros tienden a aislarse de los demás y sufren de falta de concentración y sensación de cansancio.

 

LA DEPRESIÓN REQUIERE ATENCIÓN MÉDICA ESPECIALIZADA

Es decir, no es que las salidas alegres con sus amigos lo vayan a curar y tampoco los consejos bienintencionados de su abuelita. Los expertos recomiendan buscar ayuda profesional para su diagnóstico y tratamiento. La depresión es principalmente peligrosa porque de no tratarse oportunamente conlleva al aparecimiento de otros trastornos (estrés, fobias y en el peor de los casos, el suicidio).

Fotografía de Amenothep Córdova