Hoy se conmemora el Día Internacional de la Epilepsia, momento que busca educar a la sociedad sobre una enfermedad neuronal que afecta a más de 65 millones de personas en todo el mundo. La epilepsia  es un trastorno crónico del cerebro que propicia una respuesta convulsiva en el individuo, sin importar la edad o el sexo del paciente.

Desde el año 2015 cada segundo lunes de febrero distintas organizaciones se unen a esta iniciativa que busca generar mejores condiciones de vida para la personas que padecen esta patología. A través de los años se han creado mejores políticas públicas que mejoren los servicios de salud para atender a estos pacientes y sobre todo se fomente la inversión en materia de investigación que permita desarrollar tratamientos más efectivos para combatir la enfermedad.

Actualmente la epilepsia es tratada en un 70% de los casos a través de fármacos que a largo plazo generan dependencia y no detienen el problema. Por lo anterior se hace fundamental financiar nuevos proyectos de investigación científica que desarrollen tratamientos que sean más efectivos y menos invasivos.

 

Datos importantes sobre la epilepsia

  • El 80% de las personas que presentan este trastorno suelen vivir en países de ingresos bajos o medios.
  • No todos los epilépticos logran responder al tratamiento basado en fármacos, es más, un 30% jamás lo hace.
  • El 75% de los pacientes que viven en países de ingresos bajos o medios, no reciben el tratamiento adecuado para su padecimiento.
  • La falta de conocimiento con respecto a este padecimiento ha generado discriminación y estigmatización, para aquellos que lo sufren y sus familias. Una creencia que proviene de la edad media, donde se creía que los epilépticos eran personas que habían sido poseídas por el demonio.