Con la finalidad de concientizar a la población mundial sobre las graves consecuencias de las adicciones a los juegos de azar, el 17 de febrero se celebra el Día Internacional del Juego Responsable.

Esta efeméride se celebró por primera vez en el año 2008 por la Asociación Europea de Apuestas y Juegos de Azar (EGBA, por sus siglas en inglés) y tiene por objetivo promover aspectos éticos en los juegos de azar y dar a conocer los efectos devastadores de las adicciones en el mundo de los casinos, las apuestas y el juego online.

 

EL JUEGO DEBE SER UNA DIVERSIÓN Y NO UNA ADICCIÓN

Haber escogido el 17 de febrero para conmemorar esta efeméride no es casualidad, coincide con una convención celebrada por la Unesco, en donde se fomenta la prevención de las patologías ocasionadas por los juegos de azar que a criterio de expertos cada día afecta a personas más jóvenes.

La Sociedad Americana de Psicología (APA) ha reconocido el juego patológico como un trastorno. Algunos de los rasgos más característicos de los pacientes que sufren ludopatía son:

  • Necesidad imperiosa de jugar, para mejorar el estado de ánimo o para evadir los problemas.
  • La persona requiere efectuar apuestas mayores o frecuentes para experimentar la misma emoción o estado de euforia.
  • Irritabilidad y pérdida de control ante el intento de dejar el juego.
  • Obtención de dinero por cualquier vía legal o ilegal, para jugar o recuperar las pérdidas.
  • Oculta información a las personas cercanas a su entorno personal acerca de las cantidades que destinada al juego.