Un devastador terremoto de magnitud 7.5 en la escala de Richter azotó Guatemala la madrugada del 4 de febrero de 1976 dejando muerte y destrucción a su paso tras 49 segundos de duración.

En la Ciudad de Guatemala, las zonas más afectadas fueron el barrio El Gallito en la zona 3 y las zonas 2 y 6. El departamento que más daño sufrió y donde hubo más muertes se registraron fue Chimaltenango, sin embargo, el terremoto se sintió en todo el país, en México y también en otros países de Centroamérica.

El sismo se produjo pocos minutos después de las 3 de la mañana por lo que la mayoría de víctimas mortales todavía dormía cuando sus casas se derrumbaron sepultándolos dentro. Se calcula que murieron más de 23,000 personas, otras 77,000 quedaron heridas y más de un millón fueron damnificadas.

La comunidad internacional se volcó a apoyar a Guatemala. Se recaudaron 15 millones de dólares en menos de una semana.