SIN TAPUJOS

“El corrupto no tiene amigos, sólo cómplices”.

Inicio mi artículo con un pensamiento del Papa Francisco, que lo considero muy oportuno y que nos queda como anillo al dedo con lo que estamos viviendo en Guatemala.

Veo con congoja cómo nuestra querida Guatemala ha caído en manos de los más despreciables, quienes la están hundiendo a pasos agigantados. Es lamentable que nos encontremos entre los países más corruptos de América, y que lo peor del caso está en que nadie detiene esta vorágine.

Gendri Reyes Mazariegos, ministro de Gobernación. Fotografía de Fernando Chuy

A Alejandro Giammattei parece que le viene flojo, porque con sus actitudes nos ha demostrado que no le importa que nos sitúen entre los Estados más corrompidos de la región.

Recientemente se publicó el informe realizado por Transparencia Internacional, y según el Índice de Percepción de Corrupción, Guatemala, en tan solo un año de desgobierno con Giammattei bajó 3 puntos en relación con el otro desgobierno de Jimmy Morales.

De acuerdo con ese informe, en los últimos diez años, Guatemala ha caído 58 posiciones. Desde la administración de Álvaro Colom, nos encontrábamos en el puesto 91, y con el gobierno actual nos ubicamos en el puesto 149 con 25 puntos. Increíblemente en el primer año de Giammattei, nuestro país ha impreso ante las demás naciones y dejando ante la historia un puntaje más bajo, y a tan solo 10 puntos con Venezuela, que es el más corrupto de la región. En cambio, El Salvador está mejor que nosotros con 11 puntos de diferencia, y no digamos Costa Rica que se encuentra en el puesto 42 con 57 puntos.

El descenso de este desgobierno no se queda solo con el informe de Transparencia Internacional, también en el programa Con Criterio que dirigen Claudia Méndez, Juan Luis Font y Pedro Trujillo, presentaron una medición que se ha hecho desde la administración de Vinicio Cerezo hasta con Alejandro Giammattei, y en la misma se observa la caída vertiginosa del actual régimen. Inconcebible pero cierto, aparecen mejor calificados Álvaro Colom, Otto Pérez Molina y Jimmy Morales. Aunque seguramente eso no le importe a Giammattei, pero a los guatemaltecos sí nos afecta, porque la percepción que se tiene de nuestro país es cada vez peor y se deteriora más.

La administración de Giammattei ha sido tan ruin, que ha tolerado los actos corruptos a todo nivel y en toda la administración pública, ha permitido que toda esa porquería haga lo que quiera y que se llene los bolsillos a manos llenas. En las redes sociales anda circulando un informe donde se asevera que el director general del Sistema Penitenciario (SP), Luis Escobar, encarga una vez por semana a recoger el dinero al centro penitenciario Pavoncito. Esta acción se realiza con toda la desfachatez del caso a cambio de no llevar a cabo requisas y que se dejen entrar a familiares de los reclusos de la Mara Salvatrucha a dormir dentro de sus instalaciones. Además, que el Ministerio de Gobernación, Gendri Reyes no ordene capturas a miembros de esa pandilla. Y como todo tiene un costo, semanalmente el director del SP recibe Q200 mil, los cuales salen de las extorsiones que realizan los mareros, y que seguramente también cuenta con la aquiescencia del refutado ministro de Gobernación.

 

PREGUNTAS CON RESPUESTAS A ALEJANDRO GIAMMATTEI:

 

  • ¿Qué va a hacer con la maldita corrupción, la va a seguir consintiendo o la va a combatir como lo dijo en su discurso de toma de posesión?
  • ¿Qué acción tomará en contra del director general del SP?
  • ¿Qué diligencias está tomando para parar esa ola de crímenes cometidas contra niñas?
  • ¿Nos va a seguir mintiendo, como lo hizo con su ofrecimiento de cerrar la SAAS y a la fecha no lo ha hecho?
  • ¿Va a seguir con los ministros señalados de corruptos el de Gobernación, de Desarrollo Social y de Comunicaciones?
  • ¿Va a ser pública la selección de los magistrados a la Corte de Constitucionalidad por parte del Ejecutivo?

Concluyo con una reflexión del político peruano Víctor Raúl Haya de la Torre, escrita en 1948: “Los corruptos huyen, los traidores se esconden, los miserables piden asilo político y luego aparecen como candidatos”. Sabias y oportunas palabras del gran líder Haya de la Torre, porque es lo que se está materializando en nuestra sufrida Guatemala.