«Quiero decir adiós, pero esperemos que no sea un adiós a largo plazo. Nos veremos otra vez”, dijo esta mañana el expresidente de los Estados Unidos, el republicano Donald Trump al salir de la Casa Blanca previo a abordar junto a su esposa el helicóptero “Marine one”. Trump fue trasladado a una base militar a las afueras de Washington, D.C., en donde  el avión presidencial  lo llevará a su nueva casa en Florida.

Tras cuatro años turbulentos dirigiendo a una de las naciones más poderosas del mundo, Donald Trump no ha reconocido su derrota y ha alegado en repetidas ocasiones un fraude electoral (sin presentar ninguna evidencia) y romperá la tradición y no estará presente en la ceremonia de investidura de su sucesor, el demócrata Joe Biden, quien se convertirá hoy en el presidente número 46 del país norteño.