Como uno más de los chistes de mal gusto que se cuentan diariamente en este país, Juan Francisco Mérida, presidente de la Comisión de Seguridad Alimentaria del Congreso, votó en contra de una iniciativa que declarara de interés nacional la búsqueda de niños y niñas con desnutrición aguda y crónica. Para que el ciudadano preocupado por la maldita realidad de su país esté sobres del tipo de políticos al que hay que hacerle la vida imposible, hacemos saber que este individuo pertenece al partido VAMOS, uno de tantos que debería desaparecer.

¿Qué va a decir? ¿Que votó en contra porque la propuesta viene de otro partido, Jairo Flores de la UNE? ¿No le da pena, en su calidad de presidente de la comisión que vela por combatir la desnutrición?

La iniciativa propone realizar un diagnóstico y búsqueda apremiante de datos que permitan enfocar esfuerzos en los niños y niñas con mayor vulnerabilidad, solicitando también un informe actualizado de toda la muchachada diagnosticada con desnutrición aguda en 2020 y 2021, en un plazo de 8 días.

Jocotán, Chiquimula. Fotografía de Esteban Biba

La bazofia de programa conocido como Gran Cruzada Nacional por la Nutrición” no cuenta con datos oficiales de niños con desnutrición aguda intervenidos de 2020 a la fecha.

La siempre inútil Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesan) indicó que se hace un corte anualmente y se vuelven a registrar los casos desde cero. Van ―que se sepan― 7862 nuevos casos este año y cinco indignantes muertes, pero el presidente de la Comisión de Seguridad Alimentaria sólo vela por su seguridad alimentaria, como podemos notar en el volumen de su papada.