Ayer, tipo las 5 de la tarde, mientras se dirigía del Congrueso hacia su dulce hogar, el diputado Aldo Dávila sufrió un atentado que por la gracia de Dios quedó registrado en las cámaras municipales. Según Dávila, quien hizo una conferencia de prensa virtual al respecto, no se trató de un intento de asalto, como sospecharon algunos usuarios de redes sociales y la misma Policía Nacional Civil, sino un ataque directo.

 “Me preocupan las declaraciones de la PNC, al asegurar que se trataba de un robo. Yo sé lo que viví y sé lo que escuché, me preocupa enormemente mi vida (…) Escuché claramente cuando dijeron: «¿Va ahí?» [Y otro responde:] «Sí, ahí va». Ahí es cuando yo me tiro al suelo del vehículo y el agente responde, después de escuchar que nos somatan el vidrio en ambos lados con arma de fuego. Temo por mi vida, desde hace más de un año, cuando se me llamó [se refiere al presidente de la República] “esperpento” en cadena nacional. Temo por mi vida, después [de] que el presidente del Congreso, Allan Rodríguez, hablara mal de mi hermana, quien dirige una asociación que defiende derechos humanos”, dijo Dávila.

Las declaraciones de la Policía fueron:  Policías que custodian a diputado Aldo Dávila accionan ante intento de asalto (…) Los policías que permanentemente cuidan al Diputado Dávila no dudaron en actuar cuando un desconocido se abalanzó al vehículo del legislador y golpeó repentinamente un vidrio (…) El atacante está herido y el diputado Dávila no sufrió ningún daño” (…) La División de Protección de Personalidades mantiene un dispositivo de seguridad a favor del legislador Aldo Dávila quien fue evacuado del área de la 4ta. avenida y 8va. calle, zona 1”.

La PNC informó que capturaron a una mujer identificada como la progenitora de uno de los implicados en el atentado —u ordinario asalto…, quien tenía una orden de aprensión girada en el 2019 por el delito de maltrato a menores de edad.

Tras ser amenazado anteriormente, el diputado cuenta desde hace tiempo con una delegación de seguridad asignada por parte del Ministerio de Gobernación. Recomendamos estar atentos a las averiguaciones, si se quiere saber un fragmento de la verdad de este episodio tercermundista.

Si es cierto eso de que las imágenes hablan por sí mismas, hay que decir que esos sicarios, por lo visto, nunca han matado a nadie, o cuando menos a ninguna persona VIP. ¿Acaso sólo era un sustito o un balazo en el peroné para dejarlo tullido de por vida? ¿Cómo hizo la policía para capturar a la madre de uno de los sospechosos? Quizás nunca lo sabremos…  Como suele pasar en este país, hay gato encerrado hasta nuevo aviso. Eso, por supuesto, no quita el hecho de que las excesivamente sinceras declaraciones del diputado en cuestión sean una espina en la ingle del Pacto de Corruptos, y eso obviamente es preocupante para cualquiera con más de dos dedos de frente.