La Polaca Nacional Civil (PNC) dio a conocer el absurdo, pero no por ello menos diabólico accionar delictivo de dos peligrosos criminales de 19 años, Cristian Samuel Cruz Lorenzo y Jorge Humberto Castillo Divas, originarios de Río Bravo, Suchitepéquez, lugar donde los polecías procedieron a enhebrarlos.

Bajo amenazas de muerte, despojaban a sus víctimas de sus preciadas pertenencias. Y hay que ver que el par de pizarrines si algo tenían eran los de aquellos bien puestos, porque ponían la negra con fuscas de juguete. O temerarios o simplemente idiotas, una de dos.

Después de darles en la nuca y reducirlos al orden los polecías nacional-civiles se percataron del surreal engaño, decomisando los cuetes de plástico cagándose de la risa.

Al momento del enhebramiento, estos querubincitos del infierno cargaban encima cuatro teléfonos celulares que con tanto esfuerzo se habían comprado sus temerosas víctimas.