PARTICIPACIÓN POLÍTICA

La democracia en riesgo

En la columna anterior compartía datos concretos que hacen ver la fragilidad de nuestra democracia electoral. A manera de recordatorio comparto éstos tres datos:

1) Casi la mitad de los guatemaltecos expresaron que apoyaría un golpe militar. Esta postura tuvo un aumento de casi 10 puntos porcentuales entre 2014 y 2017.

2)  Sólo el 14.6% de los guatemaltecos le tienen confianza a los partidos políticos.

3) Menos del 6% de guatemaltecos dice simpatizar con un partido político es la tasa más baja en la región en los años 2016 y 2017.

Fotografía de Carlos Hernández Ovalle

Estos datos son verdaderamente preocupantes a pesar que tenemos plasmado en nuestra constitución la forma de concretar los hechos de ejercicio de la democracia electoral. A continuación, comparto datos sobre nuestro sistema democrático electoral, transcribiendo los artículos de la Constitución Política de la República que a mi parecer constituyen el catálogo completo del sistema electoral guatemalteco.

Uno de los fundamentos del sistema de gobierno republicano, democrático y representativo vigente en el país se encuentra en el Artículo 157 de la Constitución Política de la República, que establece que el Congreso de la República está “compuesto por diputados electos directamente por el pueblo en sufragio universal y secreto, por el sistema de distritos electorales y lista nacional, para un período de 4 años, pudiendo ser reelectos.” El segundo párrafo de este artículo precisa que “cada uno de los departamentos de la República constituye un distrito electoral. El municipio de Guatemala forma el distrito central y los otros municipios del departamento de Guatemala constituyen el distrito de Guatemala. Por cada distrito electoral deberá elegirse como mínimo un diputado.

La ley establece el número de diputados que corresponde a cada distrito de acuerdo al tamaño de su población. Un número equivalente al 25% del número de diputados distritales será electo directamente como diputados por lista nacional. La candidatura para estas diputaciones es propuesta por el candidato presidencial o bien son propuestos por los partidos a nivel nacional, teóricamente estos diputados representan el interés general del país más que los intereses específicos de un distrito.

El Artículo 184 de la Constitución Política de la República establece que el presidente y vicepresidente de la República serán electos por el pueblo para un período improrrogable de 4 años, mediante sufragio universal y secreto.  Si ninguno de los candidatos obtiene la mayoría absoluta se procederá a segunda elección dentro de un plazo no mayor de sesenta ni menor a cuarenta y cinco días, contados a partir de la primera y en día domingo, entre los candidatos que hayan obtenido las dos más altas mayorías relativas.

La misma Constitución Política de la República en su Artículo 223 establece que “el Estado garantiza la libre formación y funcionamiento de las organizaciones políticas y sólo tendrán las limitaciones que la Constitución y la ley determinen”.  Seguidamente en el segundo párrafo, se precisa que “todo lo relativo al ejercicio del sufragio, los derechos políticos, organizaciones políticas, autoridades u órganos electorales y proceso electoral, será regulado por la ley constitucional de la materia.”

Por último, al normar el régimen municipal, la Constitución Política de la República establece en el artículo 254 que “el gobierno municipal será ejercido por un concejo el cual se integra con el alcalde, los síndicos y concejales, electos directamente por sufragio universal y secreto para un período de cuatro años pudiendo ser reelectos.”

 

*Título original del artículo: Conociendo el sistema electoral guatemalteco y la democracia en riesgo. Basado en “Compendio Electoral República de Guatemala”, documento de INCEP, año 2020.