SIN TAPUJOS

Ahora me dirijo a ciertos distinguidos miembros de la Comisión de Postulación para elegir a seis profesionales del Derecho de una lista de 26 aspirantes, la cual será entregada al gobernante, y él tendrá que nombrar al Fiscal General y jefe del Ministerio Público (MP), como lo establece el artículo 251 de la Constitución Política de Guatemala.

Haciendo un poco de historia, la Comisión de Postulación fue juramentada en enero recién pasado en el pleno del Congreso de la República. En la misma no había representante de la Universidad Rural, porque al decano de la Facultad de Derecho, Mario García Morales aparentemente pidió licencia por cuestiones de “salud”, y designaron a la abogada Lorena Flores Estrada, quien además es asesora del diputado Fidel Reyes Lee de la bancada Bienestar Nacional, Rector y dueño de esa casa de estudios. El diputado Reyes Lee ha estado vinculado al grupo que apoyan incondicionalmente al partido gobernante.

Cuando la Comisión de Postulación fue juramentada, la integraba el entonces decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Da Vinci, Luis David Gaitán Arana, quien fue mandatario de la CICIG e integró la planilla de Juan Francisco Solórzano Foppa para la elección del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala (CANG). En la primera reunión Gaitán Arana iba a presentar una propuesta de metodología, en la que además del currículum y demás documentos que respaldan a los aspirantes, tenían que presentar un formulario que reuniera información importante para conocer la trayectoria personal, la experiencia profesional, y las vinculaciones familiares, laborales o económicas de quienes aspiren a ser fiscal general del MP.

Como para algunas personas la estancia de Gaitán Arana era incómoda, el infortunado Ricardo Méndez Ruiz de la Fundación Contra el Terrorismo, interpuso una acción contra Gaitán porque de acuerdo a los estatutos de la Universidad, para ser decano tenía que poseer alguna maestría, la cual no ostenta Gaitán, lo que aprovechó Méndez Ruiz para hacerle la vida imposible, hasta lograr que Gaitán presentara su renuncia a la decanatura y, por ende, salir de la Comisión de Postulación. Esta situación ya ponía en entredicho el buen desempeño de la Comisión, porque no solo algunos de sus miembros como la presidente del Organismo Judicial y otros más no dan la suficiente confianza que su actuación sea imparcial y transparente.

Fotografía de José Orozco

Hago un llamado de atención a los miembros de la Comisión de Postulación para que no tomen en cuenta a la hora elegir a los seis aspirantes que le presentarán al mandatario, para que no vayan en la lista María Consuelo Porras Argueta, Óscar Miguel Dávila Mejicanos, Jorge Luis Donado Vivar y José Enrique Urrutia Estrada, pues sus actuaciones no han sido en el desempeño de sus funciones transparentes, imparciales y libres.

Consuelo Porras, sería la de nunca terminar hacerle los señalamientos por todos conocidos y por los que no debiera ser reelecta para tan delicado e importante cargo, porque su estancia en el MP, ha sido nefasta para la población decente, pues con solo el hecho de que le hayan quitado la visa para viajar a los Estados Unidos por ser una funcionaria que no da confianza en el sistema de justicia por estar protegiendo a los corruptos, es suficiente razón para no confiarle nuevamente el desempeño de Fiscal General, además que se ha dedicado a desmantelar por completo la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), porque quienes la integraban son personas honorables que han tenido que renunciar y salir del país, y otros que han sido privados de su libertad por tratar de construir un verdadero Estado de Derecho y entregarse de lleno para que tengamos un mejor país, porque estos y estas valientes servidores del MP, ocasionaban un obstáculo para los fines perversos de sus protegidos que son la escoria de nuestra sociedad y de los funcionarios que forman parte del Pacto de Corruptos.

Óscar Miguel Dávila, ex fiscal y exviceministro de antinarcóticos, ahora Comisionado Presidencial contra la Corrupción, de quien se tenía alguna esperanza porque hiciera algo efectivo en ese cargo, se ha plegado a los intereses espurios de Alejandro Giammattei, porque le interesa más, mantener su empleo con un atractivo salario, a cambio de realizar un buen trabajo y salir con la frente en alto, ha sido un funcionario mediocre y sin personalidad, que igual seguiría siendo como Fiscal General.

Jorge Luis Donado, actual Procurador General de la Nación designado por el desafortunado Jimmy Morales, ha funcionado con un papel en la línea de defender los intereses del acuerdo político arbitrario, al objetar las medidas cautelares a favor de fiscales de la FECI, y su actuar al aprobar el tren bicentenario que promueve el desgobierno de Giammattei, no ha sido nada cristalino.

José Enrique Urrutia, quien fue candidato en la planilla de Daniel Rustrián aspirante a alcalde de Fraijanes por el partido de FCN-Nación, ahora con bajo perfil y con el apoyo del ejecutivo apunta que los otros candidatos son demasiado cuestionados, salta a la arena y se presenta como un ajeno sin que se le cuestione algo, pero pudiera ser uno de los favoritos del gobernante.

Nuevamente apunto, que hay confianza en algunos decanos de las diferentes facultades de Derecho, los ojos de la población están puestos en ellos, y tienen que tener mucha sabiduría, integridad y valor para presentar a los más destacados y probos abogados en el listado de los seis, de lo contrario, serán responsables de la desgracia que pueda ocurrir al presentarle a Giammattei, un listado con personas indecentes y que no gozan de credibilidad.

En sus manos está el futuro de un Ministerio Público que sea un ente con prestigio, decente, independiente y transparente en el sistema de justicia.