¡DE USTED DEPENDE!

La ciudadanía ha visto con cierta duda el hecho que el Vicepresidente de la República está anulado o quizá auto anulado en los asuntos propios del gobierno, desde que inició la pandemia casi ya no vimos a Guillermo Castillo, las pocas veces que se ha hecho sentir es cuando en abierto desafío ha desaprobado algunas decisiones tomadas por Giammattei.

Ahora que el presidente está temporalmente fuera del país, el señor vicepresidente tiene la oportunidad de hacerse visible, de salir del anonimato, porque es parte fundamental de sus funciones como segundo al mando del Ejecutivo. Considero que vale la pena compartir lo que explícitamente dice la Constitución Política de la República de Guatemala sobre la función del vicepresidente. Artículo 189. Falta temporal o absoluta del Presidente de la República. En caso de falta temporal o absoluta del Presidente de la República, lo sustituirá el Vicepresidente. Si la falta fuere absoluta el Vicepresidente desempeñará la Presidencia hasta la terminación del período constitucional; y en caso de falta permanente de ambos, completará dicho período la persona que designe el Congreso de la República, con el voto favorable de las dos terceras partes del total de diputados.

Artículo 190. Vicepresidente de la República. El vicepresidente de la República ejercerá las funciones del Presidente de la República en los casos y forma que establece la Constitución. Será electo en la misma planilla con el Presidente de la República, en idéntica forma y para igual período. El Vicepresidente deberá reunir las mismas calidades que el Presidente de la República, gozará de iguales inmunidades y tiene en el orden jerárquico del Estado, el grado inmediato inferior al de dicho funcionario. Artículo 191. Funciones. Son funciones del Vicepresidente de la República: a) Participar en las deliberaciones del Consejo de Ministros con voz y voto; b) Por designación del Presidente de la República, representarlo con todas las preeminencias que al mismo correspondan, en actos oficiales y protocolarios o en otras funciones; c) Coadyuvar, con el Presidente de la República, en la dirección de la política general del gobierno; d) Participar, conjuntamente con el Presidente de la República, en la formulación de la política exterior y las relaciones internacionales, así como desempeñar misiones diplomáticas o de otra naturaleza en el exterior; e) Presidir el Consejo de ministros en ausencia del Presidente de la República; f) Presidir los órganos de asesoría del Ejecutivo que establezcan las leyes; g) Coordinar la labor de los ministros de Estado; y h) Ejercer las demás atribuciones que le señalen la Constitución y las leyes.

Con base en lo anterior, el señor Vicepresidente, quien ha señalado algunas falencias del presidente en decisiones poco atinadas, tiene la oportunidad de hacer algunas enmiendas o revertir aquellas decisiones lesivas para el país u otra de cualquier tipo que adopte como oportunidad para que ejerza su función. Durante las últimas dos semanas el señor Castillo ha sido objeto de críticas y memes con sarcasmo en las redes sociales, porque aparentemente no ha hecho ni está haciendo algo, pero sin duda ha estado cobrando su salario. Exigir que los funcionarios públicos cumplan con sus funciones es una obligación ciudadana porque viven de nuestros impuestos, pero hacerlo ¡de usted depende!