Les llueve sobre mojado a los estadounidenses: su alto número de muertes y contagios por el covid-19, su polarizado proceso electoral reciente y el triunfo de candidatos progresistas en América Latina: Luis Arce en Bolivia y Andrés Arauz en Ecuador.

Joe biden está variando su diplomacia hacia Latinoamérica: el trumpglodita prefirió más garrote que zanahorias, con resultados adversos en Cuba y Venezuela. Bastó su amenaza de aumentar los aranceles a las exportaciones chapinas para que la cliCA CIF lloriqueara y se le pusiera de culumbrón, mientras el payaso jimmy morales y el pacto de corruptos aprovecharon para expulsar a la CICIG al amparo del fascista protestante. No es que biden se olvide del garrote y la zanahoria. No. Lanzar bombas atómicas, invadir otros países y propiciar golpes de estado está en el adn histórico de los gringos. Recuérdese el golpe de Estado contra Manuel Zelaya en Honduras, con la venia del demócrata: barack obama.

La pandemia en el patio trasero estadounidense acentuará los niveles de pobreza, sobre todo en el triángulo norte de Centroamérica, y de allí el interés gringo por frenar las migraciones hacia el norte y su injerencia en el área por detener la corrupción oficial y empresarial. También le preocupa el narcotráfico, porque este hasta se da el lujo de tener un narcopresidente en Honduras y una junta directiva en el congreso de Guatemala.

A lo anterior debe agregarse el debilitamiento del grupo de lima, que aisló a Venezuela y reconoció a juan guaidó como presidente de ese país. Empieza a gestarse y tomar protagonismo el Grupo de Puebla, con sede en el México de Benito Juárez: “El respeto al derecho ajeno es la paz”.

La Unión Europea y Panamá reconocieron tácitamente al gobierno venezolano, en detrimento de guaidó, y un comunicado del Departamento de Estado norteamericano se pronunció en los mismos términos al expresar que propugnaba por un diálogo entre venezolanos, incluyendo sus autoridades. Lo anterior constituye una victoria de la diplomacia del gobierno bolivariano y un reconocimiento a la lealtad y fortaleza del pueblo venezolano que ha resistido el bloqueo criminal fascista, acentuado por el trumpglodita.

He aquí el panorama geopolítico del patio trasero yanqui. Los primeros avisos de la diplomacia bideniana en Guatemala han sido contundentes para el pacto de corruptos, incluso a la propia cliCA CIF, el verdadero poder real en Guatemala porque esta financia a narcopartidos para que les gobiernen desde el ejecutivo, les creen leyes ad hoc para sus empresas corruptas que maman de las tetas del Estado, aunque en la marroquín university repitan como pendejos: ¡Cero Estado!

Esta cliCA CIF también aporta las varas para influir en los nombramientos de magistrados corruptos para que ocupen las altas cortes del país, donde se anulan las sentencias finales de los juzgados menores: por ello su prisa por colocar a roberto molina barreto y mynor moto en la corte de constitucionalidad antes de que se fortalezca más la diplomacia gringa y termine por imponer otra instancia similar a la CICIG en el triángulo norte de Centroamérica.

Juan Guaidó, opositor del gobierno venezolano.

En resumen: ¡Guaidó se cagó! Andrés Arauz la tiene difícil en Ecuador para la segunda vuelta en abril, por la afinidad de los candidatos opuestos al correísmo: yaku pérez, luis lasso y xavier hervas, quienes lograron los respetables 20, 19 y 15%, respectivamente, contra el 32% de Arauz; el trumpglodita no está acabado porque obtuvo más de 70 millones de votos para su malogrado segundo mandato y es millonario. Retornará como candidato presidencial si no es declarado culpable en el impeachment que se desarrolla en el senado gringo. ¡Ténganlo por seguro: ¡Regresará más pronto que Cristo!