Una intensa campaña de desprestigio ha puesto a trabajar a toda máquina a un grupo netcentero en las redes sociales. El objetivo es Evelyn Vega Rodríguez quien hasta el año pasado trabajaba para la exdiputada y ahora directora general del Instituto de la Víctima, Alejandra Carrillo.

A Carillo el Ministerio Público la trae corta luego de que su mano derecha (Vega Rodríguez) se convirtiera en colaboradora eficaz y denunciara la serie de actos criminales en los que se ha involucrado su antigua jefa.

Esto no tiene nada contenta a Carrillo quien parece estar orquestando una serie de ataques a través de las redes sociales en contra de su exdiscípula. Los ataques alcanzaron su clímax la semana pasada cuando apareció una manta con la fotografía de Evelyn Vega en una pasarela de la ciudad acompañada de un hombre en donde se lee “roba maridos”.

Según documentos a los que tuvo acceso el vespertino La Hora, Alejandra Carrillo ha hecho muy buenas migas con la mandamás de la Corte Suprema de Justicia Silvia “la Cuchi” Valdés así como con la magistrada Vitalina Orellana. El repertorio de amistades de dudosa dignidad incluye al congresista Felipe “Felipao” Alejos y al nada honorable Ranulfo Rojas, magistrado del Tribunal Supremo Electoral. Según las declaraciones de Vega Rodríguez, Alejandra Carrillo apoyó fervientemente al magistrado de la Corte de Constitucionalidad, Néster Vásquez promoviendo su candidatura entre los abogados del Instituto de la Víctima haciendo la pantalla de que Vásquez llegaba a dar capacitaciones pero estas no eran más que una burda campaña política para convencerlos para obtener votos.

Por si lo anterior fuera poco, Evelyn Vega también soltó la sopa y dijo que de las 96 contrataciones que se dieron en 2020 en el Instituto de la Víctima, 64 de ellas se hicieron a pedido de diputados del Congreso de la República. Bien dicen querido lector que aquí sin cuello no lo contratan a uno en ningún lado y qué mejor que ser recomendado por un miembro del Legislativo para conseguir una plaza en el Gobierno de Giammattei.

Alejandra Carrillo dirige el Instituto de la Víctima luego de que Jimmy Morales decidiera darle ese premio.