Recientemente fue capturada Lesli Corina Coyoy Ixtacuy, de 19 años, originaria de Quetzaltenango, quien exigía a su familia Q1 millón por su rescate. La Policía Nacional Civil (PNC) detuvo a Coyoy Ixtacuy en la zona 12 de la Ciudad del Futuro por fingir su secuestro. El montaje del supuesto crimen fue tan elaborado que la familia incluso recibió una foto donde la joven aparecía amordazada.

La PNC presentó esta semana un informe que detalla más de treinta casos de supuestos plagios en donde las víctimas buscaban obtener dinero de sus propias familias. Hay ocasiones en donde incluso se activa la alerta Isabel-Claudina sobre mujeres desaparecidas.

En agosto la familia de Coyoy Ixtacuy denunció en el Ministerio Público su desaparición a inmediaciones del paraje Bella Vista en la aldea Las Majadas, a siete kilómetros de la cabecera departamental de Quetzaltenango. Las autoridades del MP activaron la alerta Isabel-Claudina para dar con el paradero de la joven. Ese mismo día recibieron una llamada en donde una voz desconocida exigía un millón de quetzales por su liberación.

Las características de estos falsos secuestros son casi siempre las mismas, las personas que fingen su secuestro desaparecen de sus hogares y se comunican con sus familias a través de llamadas telefónicas con la ayuda de cómplices para pedir una suma de dinero en efectivo que deberá ser llevada a un lugar que ellos deciden.

Los angustiados familiares de Coyoy Ixtacuy avisaron al Ministerio Público sobre la llamada que recibieron donde les exigían el dinero, los fiscales del MP solicitaron la intervención del comando antisecuestros de la PNC y fueron estos últimos quienes procedieron a rastrear la llamada.

Por lo general, las familias piden auxilio de las autoridades y es a través de los trabajos de investigación e inteligencia de las unidades especializadas de la PNC que se logra determinar desde qué teléfonos se están comunicando con las familias los supuestos secuestradores. En el caso de la joven secuestrada en Quetzaltenango, el análisis de las llamadas y de la fotografía permitió ubicar a la supuesta víctima en una vivienda de la colonia La Reformita en Ciudad de Guatemala.

Vivian Sucely Hernández Cruz fue detenida la semana pasada en Totonicapán debido a que habría fingido su secuestro. La mujer es originaria de El Progreso.

En otros casos, el proceso varía y luego de las primeras llamadas se negocia la supuesta entrega del dinero y se monta un operativo para capturar a quienes lleguen a recoger el paquete que contiene el dinero del pago del rescate, es en ese momento cuando muchas veces las autoridades se sorprenden al establecer que la supuesta víctima del secuestro está involucrada en el crimen y son ellos mismos quienes llegan a recoger el dinero

Las investigaciones posteriores del Ministerio Público establecieron que Coyoy Ixtacuy planificó su secuestro, y las llamadas a su familia las efectuaba desde un teléfono público y un teléfono móvil en la Ciudad del Futuro.