¿Qué estamos esperando para salir de esta aberrante situacción?

Después de nuestra  independencia de la corona española aproximadamente hace 200 años, los padres fundadores de nuestro renaciente Estado libre e independiente, en aquel entonces esperanzador, fueron influenciados por figuras como Maquiavelo, Rousseau, Voltaire, Montesquieu, claro cualquiera que haya leído a por lo menos alguno de estos personajes entenderá que algo hubo en el camino que desvió rotundamente la visión que se tenía; por ejemplo, Nicolás Maquiavelo remarcaba que el ejercicio del poder a menudo se apartaba de razones morales como la lealtad o la ética, al leer El Príncipe cualquiera diría que ha servido como manual para todos los tiranos que han desfilado por los enredados caminos de nuestra historia, pero lo que realmente buscaba Maquiavelo era advertir cómo era que se enfermaba la democracia y cómo se podía curar, o como él mismo dijo “Me gustaría enseñarles el camino al infierno para que se mantengan apartados de él”.

Fotografía de Fernando Chuy

Por otro lado Voltaire era un gran defensor de la razón humana ante la injusticia tiránica y déspota, remarcaba insistentemente los peligros del fanatismo, “es una enfermedad que se pega como la viruela” decía; también se lamentaba de la ingenuidad de las masas que seguían apasionadamente a cualquier persona.

Rousseau por su parte fundó una tradición democrática basada en la participación y soberanía popular, siendo este un referente irrenunciable para la visión de cualquier estado.

Al hablar de personajes muy influyentes en la política actual de las distintas sociedades claro que existen miles de antítesis que refutarían a conveniencia todo lo que en los siglos pasados se hayan escrito, pero lo que está claro es que en un pueblo que no quiera ver, que sea fanático, sin participación, es un pueblo que sufrirá con creces su tolerancia a las injusticias y la tiranía, a lo algo de nuestra historia siempre hemos tenido la cura, siempre ha estado a nuestro alcance el cambio, qué espera usted, qué esperamos, para sacar a nuestro país de esta aberrante situación, ¿otros 200 años?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.