Guatemala: retrato de una auténtica finca bananera

Guatemala vive en el siglo XVIII (18) no en el siglo XXI (21) y por supuesto los resultados están a la vista. Una población sin educación como mano de obra barata, justo lo que el sistema esclavista necesita, obreros sin educación.

Fotografía de Danilo Ramírez

Y para mientras es el ministerio con mayor presupuesto, con el líder sindical más avorazado de todos y al que lastimosamente los presidentes le dan gusto por el miedo de que se detenga la educación.

Pero si ya perdimos un año, una generación entera perdida por la falta de capacidad tecnológica de enfrentar la pandemia ¿Qué más da perder un tiempo más y aprovechar y limpiar el sistema?

Un discurso agradeciendo de nuevo una donación de un par de empresas que algún interés obscuro tendrán en hacerla. Vergüenza y pena ajena ver a un presidente subido en una tarima con gente acarreada para aplaudirlo, cuando la inauguración de un ciclo lectivo es un acto solemne que debe hacerse en un ambiente que no huela a política barata. Y ni qué decir del sentimiento de la gente que tuvo que escuchar y ver semejante payasada…

De acuerdo al famoso semaforito que no sirve para nada, la educación debe ser híbrida, es decir parte presencial parte a distancia. Si a un pueblo hay que regalarle una bolsa de verdura y un cartón de huevos, de dónde van a sacar para una computadora y el pago continuo de esa cosa que vacía el bolsillo de todos, la famosa internet que en el país proveen solo 2 empresas avorazadas.

El ejemplo de El Salvador no puede obviarse. En una mesa en su oficina el presidente Bukele inaugura el ciclo lectivo y anuncia que al 100% de los maestros y alumnos se les regala una computadora con internet incluido. Y acto seguido, anuncia el plan de renovación del inventario de dichas computadoras al indicar que cada año se le dotara de nuevos dispositivos a los estudiantes de nuevo ingreso. Eso se llama visión a largo plazo. Dentro de una generación los salvadoreños estarán tan lejos mentalmente de los guatemaltecos que parte de la migración será hacia El Salvador, a trabajar para ellos.

Tres millones de estudiantes continuarán su proceso de amansamiento esclavista mediante un sistema educativo basado en guías de estudio y materiales de apoyo que caben en una bolsa plástica. Eso sí, es brillante futuro, si lo comparamos con la edad de piedra, eso es…

Maestros sin educación continua, acostumbrados a manifestar en busca de aumentos y prebendas por no hacer nada. Un año entero sin trabajar y con aumento salarial. Así cualquiera se dice maestro, otra cosa es demostrarlo al educar a nuevas generaciones con nuevos sistemas a nivel mundial. Imagínense que en China ya no hay libros para los estudiantes, todo es digital, y acá los útiles caben en una bolsita de plástico…

El Salvador regala computadoras y Guatemala discute una ley para aprobar créditos para que los maestros las compren de su propio bolsillo, endeudándose. ¿Conoce usted algún maestro dispuesto a esto?

Guatemala, el país de las pruebas falsas, del gobierno falso, de la justicia falsa y de la educación falseada.

Fotografía de Simone Dalmasso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.