Vamos patria a caminar, yo te acompaño

Con el tiempo, la transformación de esta macrored o macroestructura de impunidad y corrupción, evidencia la multiplicidad de intereses maliciosos y sus conexiones con los distintos poderes mafiosos vinculados para lograr sus prebendas y negocios obscuros. En realidad, es una vergüenza que los letrados que se burlan de los iletrados que venden su voto por una lámina o por un pollo vengan a querer razonar ahora esta acción tan mal intencionada, ¿cuánto vale el voto de un abogado?, se justificará con la misma necesidad de hambre para recibir un pollo.

Fotografía de Fernando Chuy

Mynor Moto y Estuardo Gálvez candidatos a magistrado titular de la Corte de Constitucionalidad (CC) por el Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala (CANG) pasaron a segunda vuelta electoral, que se realizará el 11 de enero, los dos abogados han sido señalados por la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), algo muy indignante para comenzar el año además de los tantos infortunios que comete a cada tanto la clase política.

Al final pareciera que con el año 2020 también terminaron las ambiciones de alcanzar esos objetivos de desarrollo, esa necesidad de reconstruir nuestro país, combatir la creciente pobreza, de afrontar la emergencia de la pandemia y prepararnos para lo que pueda venir, de recuperar nuestra economía, de reconstruir las comunidades afectadas por las emergencias climáticas, hace falta levantarse de ese letargo conformista que nos tiene a merced de esa macroestructura criminal.

La conciencia y raciocinio individual en Guatemala han sido cooptadas por el terror de Estado bajo los mismos móviles que han manejado durante muchos años, transformándose, tomando fuerza, transmutándose, llegando al descaro total en esta época donde el que no quiera ver lo que sucede es cómplice de la desnutrición, el desempleo, la insalubridad y todos los males que se cosechan por la total indiferencia.

Entre nuestras principales metas para este 2021 debería de estar la solidaridad con nuestra patria, la colaboración para empezar a crear ese Estado soñado, para comenzar a hacer realidad aquel poema de Otto René Castillo…

“Vamos patria a caminar, yo te acompaño”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.