Quién carajos le quita el pan de la boca a un niño que se muere de hambre

Una de las más grandes traiciones al pueblo de Guatemala se ha cometido, este es el pago de la indiferencia de la mayoría, mientras el pueblo dormía, en el congreso se aprobaba un presupuesto indebido, inútil y con el único propósito de enriquecer a esas bestias que no tienen límite para hartar a costas de un pueblo que a duras penas está luchando por sobrellevar una pandemia y una catástrofe natural, sumado a eso los males crónicos que nos aquejan.

Sin el más mínimo descaro la bancada oficialista y compinches aprobaron el presupuesto el mismo día que se presentaron las modificaciones del mismo, mostrando claramente que era algo pactado sin haber leído las más de 120 páginas, donde redujeron Q. 20 millones a la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) y Q. 750 millones a hospitales y Centros de Salud, le habían quitado Q. 200 millones a la Gran Cruzada contra la Desnutrición, ¿quién carajos le quita el pan de la boca a un niño que se muere de hambre?, pero claro mantienen un oneroso presupuesto al Centro de Gobierno que no sirve para nada, Q. 1.5 millardos al ministerio de Comunicaciones además de elevarse el presupuesto para la comida de diputados y personal sin compadecerse de las familias que están sufriendo en todo el país, en conclusión, muy poco para la inversión necesaria y demasiado para el funcionamiento de esta organización corrupta.

Ahora vemos a muchos alzar la voz, esa que ha hecho tanta falta, en un país en el que se viralizan memes cada día, donde demuestran el orgullo de su patria subiendo fotos con la camisola de la selección, una patria tan pasiva, indiferente y paciente.

Así que, si usted no puede ir a la Plaza de la Constitución el sábado, esa convocatoria tan necesaria, no deje de alzar la voz, denuncie, explique a sus familiares, amigos y compañeros que estas barbaridades cometidas por la clase política no son más que una gran traición a todo el pueblo de Guatemala y que nos afecta en gran manera a nosotros y a las generaciones venideras, ya es hora de levantarnos de este letargo indiferente que nos está jodiendo como nunca antes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.