La cliCA CIF y los $humos

Fotografía de Danilo de Jesús Ramírez

El aumento de la corrupción estatal-empresarial de los últimos años tiene uno de sus orígenes en la pugna de intereses entre el capital tradicional y el capital emergente en Guatemala. Victorias electorales como las de alfonso portillo y álvaro colom se debieron al apoyo de este último sector. Estos gobiernos, a pesar de su retórica izquierdista, fueron tolerados por la cliCA CIF porque no constituyeron peligro alguno para el statu quo, pero esa burguesía-oligarquía jamás aceptaría una victoria electoral del Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP), a pesar de que solo compartiría con ella el “poder” político durante 4 años, mas no el poder económico: el verdadero poder real en Guatemala. Recurrirían al desgaste económico de dicho régimen o a un golpe de Estado blando, como el orquestado contra Manuel Zelaya en Honduras, pues tendrían el apoyo de estados unidos. Ambos capitales siempre resuelven sus diferencias y un ejemplo de ello fue la alianza para expulsar a la CICIG que formaron sectores liderados por alvaro aznú, mimado de la cliCA CIF, y el shumo circense, jimmy morales, bendecido de la iglesia protestante. El capital tradicional (que en  sus diferentes etapas históricas siempre cooptó económicamente al Estado, incluso desde sus inicios como nación independiente) le apostó a lo político desde 1985 cuando apoyan tibiamente a vinicio cerezo porque la agenda golpista y represiva, vía su alianza con los chafas, habíase agotado nacional e internacionalmente. Es cuando aparece el capital emergente (a pesar de no serlo en ese momento) cuando un empresario mexicano, el “ángel de la democracia”, adquiere los canales de la mal llamada tv nacional (y su nefasta cadena radial) y publicita desde allí a cerezo, a cambio de concesiones televisivas y radiales, lesivas para el Estado, modelo que se ha mantenido en 35 años de vida democrática. El capital emergente se ha ido integrando con dinero lícito y sucio, pisto que en los últimos años ha financiado a partidos políticos que, una vez instalados en el congreso, municipalidades y ejecutivo, crean leyes, decretos y reglamentos a la medida de los negocios “legales” y shucos de esos ricos emergentes. Así han surgido alcaldes, diputados, funcionarios, jueces y magistrados millonarios cuyas fortunas son de dudosa procedencia y que han puesto al servicio de maquinarias electorales como las del frg, pp, líder, une, fcnnación; el capital tradicional prefiere a partidos menos shumos: creo, unionista, todos y vamos. Otro mecanismo de enriquecimiento, de gran incidencia política, ocurre en la alianza políticos-narcos, que resulta en la elección de alcaldes y diputados y en otras hasta ocupan altos puestos legislativos: la actual junta directiva del congreso tiene representantes del narco. El ejército es otro sector acumulador de riqueza, fuente de corrupción y de fuerte influencia política. Funciona como el narco y también se alía con el mismo: primero financió a candidatos afines a los cuques y luego hasta formó su propio partido: el fcnnación fundado por corruptos y genocidas como faustino ovalle y estuardo galdámez, prófugos de la justicia. El lavado de dinero shuco también origina ricos emergentes. Algunos hasta son de alcurnia y de sangre a$ul como los acisclos: el hijo, prófugo de la justicia, exministro de economía del payaso y reclamado por estados unidos; y el padre, embajador eterno y funcionario de gobiernos corruptos: ambos tuvieron la venia en su momento de la cliCA CIF y en la danza millonaria de la corrupción se beneficiaron mutuamente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.