El pacto de corruptos se con$olida

Vicepresidentes y Secretarios de Junta Directiva del congreso.

La dinámica socioeconómica del país se desarrolla en sus diferentes variables coyunturales pero a los sectores de poder les interesa sobredimensionar lo político para que lo económico parezca secundario. Al “hacer” que la vida nacional gire en torno a este distractor logran manipular a diversos sectores sociales. Así orquestaron el show del pleito entre el presidente y vicepresidente del país, hasta el supuesto contagio por covid-19 del mandatario (note que el fascista donald trump también inventó un contagio).

A ese espectáculo se unen las noticiosas favorables al régimen, que impulsa la prensa oligárquico-burguesa, sobre todo en los canales de tv y emisoras de radio del empresario mexicano que ha financiado a partidos que terminan cholereándole al sistema una vez instalados en el congreso, en municipalidades o en la presidencia, como el servil de turno de los empresarios, alejandro giammattei. Estos sectores de poder real se aglutinan en su mayoría en el pacto de corruptos que a su vez está integrado por empresarios burguesesoligarcas, chafarotes corruptos, barones de la droga, magistrados de la corte suprema de justicia (csj)y sus subalternos, los “onorables” diputados del congreso, el crimen organizado y pastores de iglesias protestantes. Esta fuerte unión les permite dominar la coyuntura actual y de allí su ataque constante al Procurador de Derechos Humanos, a la Fiscalía Especial contra la Impunidad, la criminalización, encarcelamiento y asesinato contra activistas sociales. Se sienten tan fortalecidos que hasta el congreso desobedece mandatos de la Corte de Constitucionalidad para elegir a los magistrados de la csj, ante la pasividad de la fiscal general, consuelo porras, porque ella misma es parte de ese pacto malévolo. La persecución penal contra algunos de los actores del pacto de corruptos no implica que se esté atacando las raíces estructurales del sistema. Les golpea pero se recomponen, sinibaldi se entregó a la “justicia” como parte de ese show, pero ya le sustituyeron miles de sinibaldis en el gobierno y en la empresa privada. El hallazgo de los 123 millones de quetzales en efectivo en casa del exministro de comunicaciones, josé benito, es solo un pequeño desgaste, los empresarios tienen más pisto para comprar votos en el congreso de la república, incluso a ciertos diputados de “izquierda” (como pedro saloj, de la urng).

La variable económica presente estructuralmente en Guatemala no logra influir todavía en la conciencia de las clases populares, mucho menos en las clases medias aspiracionales, aliadas naturales de los sectores de poder. La pandemia acentuará los padecimientos socioeconómicos, especialmente sobre los sectores más vulnerables, hasta se calcula que un porcentaje de la clase media caerá a niveles de pobreza, y veremos si en las próximas elecciones generales vuelven a apendejarlas con que por a´i por Puerto Barrios vienen cubanos y venezolanos a perturbarles su “sueño democrático”.

La elección presidencial en estados unidos en noviembre de este año tendrá algún efecto geopolítico en nuestro país, pero el pacto de corruptos tiene la capacidad de recomponerse buitrescamente: recuérdese cómo fueron neutralizadas las movilizaciones sociales de 2015 con la victoria electoral del payaso jimmy morales. Dependerá de la articulación amplia y sólida de las organizaciones populares para que en Guatemala ocurra una victoria contundente como la del MAS en Bolivia o el triunfo del plebiscito en Chile por una Constitución incluyente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.