Los mandatarios sí necesitan de los sobalevas

SIN TAPUJOS

Desde tiempos inmemoriales todos los gobernantes han necesitado de los famosos sobalevas o lamebotas, porque son los que se encargan de decir ¡Amén! a todo lo que hacen y dicen, aunque se trate de la mayor estupidez.

Muchas veces observamos cómo algunas personas se ponen de rodillas ante los gobernantes de turno, y es porque están esperando que les den un hueso en el gobierno, y también están los que ya tienen ese hueso y que, por su propia incapacidad, se ponen de alfombras para que no los destituyan.

Como acostumbro a decir las cosas Sin Tapujos, y señalar con nombres y apellidos, ahora me referiré a un personaje, no porque sea importante, sino porque hay que desenmascarar a todos esos arrastrados como a cualquier víbora, porque eso son, los que se dedican a enaltecer a alguien con tal de obtener recompensas más adelante.

Me refiero al ex vocero de la municipalidad de Guatemala, en tiempos de Álvaro Arzú y de Ricardo Quiñonez, Carlos Sandoval. Esta persona nunca dijo algo interesante de los trabajos que hacían en la Municipalidad, sino solo a encumbrar a sus dos jefes, como un verdadero servil.

Carlos Sandoval, viceministro de Deporte y Recreación en el Ministerio de Cultura y Deportes.

Sorprendentemente con el actual gobierno fue nombrado vocero presidencial, y digo sorprendentemente, porque fue candidato a diputado por el Partido Unionista y seguramente es afiliado al mismo. Conociendo su trayectoria de glorificador a los que le conviene, de plano se puso de rodillas ante Giammattei para la segunda vuelta y así lograr que le dieran un buen hueso, porque en el inicio del actual gobierno tuvo ese cargo que no supo desempeñar, pues las pocas veces que aparecía dando declaraciones, nunca dijo algo que fuera producto de él, sino siempre apuntaba “como dice nuestro señor presidente”, y como no dio la talla para ese cargo, lo nombraron viceministro de Deporte y Recreación en el Ministerio de Cultura y Deportes, cargo que seguramente tampoco ha sabido desempeñar.

La semana pasada a consecuencia de que el presidente Giammattei dio positivo con el Covid-19, este sometido se echó una arenga que ni el más serpenteado, utilizando al Cuerpo de Bomberos Municipales aparece con algunos miembros bomberiles detrás de él, como si fuera el comandante general de los mismos, clamando no como viceministro sino como ciudadano, -pero poniendo a los bomberos municipales de escudo- por el mejoramiento de la salud de su majestad.

Creo que sí necesitan los gobernantes de estas especies, porque cuando ven que su popularidad va en picada, acuden a estos para que, aunque hagan el ridículo, les sirven enalteciendo su ego a sabiendas de que no es cierto lo que se dice de ellos.

Dicen que los lamebotas tienen suerte porque logran sus objetivos y no les importa lo que se diga de ellos, me imagino que se deben bañar con buena cantidad de aceite para que todo les resbale, y lograr sus aviesos objetivos.

Desafortunadamente en todas las esferas del sector público están llenas de lambiscones, y no les importa si tienen las cualidades y calidades para desempeñar tal o cual cargo, lo que les interesa es que les besen las manos por no decir otra cosa, porque muchos se sienten pavoneados de esa mediocridad.

Una respuesta a “Los mandatarios sí necesitan de los sobalevas”

  1. LOS «LAMEBOTAS» SE ENCUENTRAN EN CUALQUIER SECTOR, NO SOLO EN EL GOBIERNO. GENTUZA INCAPAZ, INSEGURA, DISPUESTA A COMERCIALIZAR HASTA SU NANA CON TAL DE LOGRAR BENEFICIOS PERSONALES. TIPEJOS QUE HAY QUE MANTENER DE LEJOS CON DESPRECIO Y RECHAZO. CIERTO, HAY MUCHOS ALREDEDOR DEL PRESIDENTE Y MINISTROS DE TURNO, ESPERANZADOS POR SUS BAJEZAS SER RECOMPENSADOS DE UNA U OTRA MANERA. ESTE INDIVIDUO EN PARTICULAR ES UN EJEMPLO DEL DESCARO Y FALTA DE APRECIO / ESTIMA A SI MISMO. PIERDEN LA BRUJULA !! SHUMOS COMO ESTOS SON LOS QUE HAN CONTAMINADO EL SISTEMA CON CORRUPCION E INJUSTICIAS, Y LO LAMENTABLE, CADA DIA CRECEN, CADA CUATRO AÑOS SON CALIFICADOS POR SUS ILICITOS COMO NUEVOS / VULGARES RICOS.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.