El patriotismo es más que un saludo uno

“Después de Dios y a los padres, a la patria es a quien más debemos” dijo Santo Tomás de Aquino, una concepción antigua que en la actualidad pareciera perder vigencia y valor.

Fotografía de Fernando Chuy

Si bien el hombre actual enajenado por la tecnología y globalización pierde la noción de lo mucho que ha recibido de su nación, idioma, tierra, cultura, la pertenencia, etc. es para la patria un menester que posea individuos que entiendan y reconozcan el patriotismo como una virtud, no como algo autoimpuesto sino más bien como un sentimiento de  gratitud.

La patria merece ser cantada, aplaudida, adornada, pero el patriotismo es más que un saludo uno y más cuando estamos en medio de una confluencia de crisis nacional,  la crisis de la cleptocracia, el nepotismo, corrupción, impunidad,  la crisis del deterioro de nuestra democracia, que es el único medio para combatir las demás crisis,  además la crisis de la pandemia; la indiferencia a todo esto es símbolo de cobardía y la cobardía es la condición recomendable para las tiranas dictaduras que dominan abusivamente, oprimen y humillan cruelmente.

El sentimiento de amor hacia la patria se debe traducir en acción de defendernos, no solo de extranjeros que amenacen, sino también de propios que quieren aprovecharse y debilitar la integridad colectiva, es una tarea propia y hay que salir a defenderla, esa debería ser nuestra misión, hay que contagiar ese sentimiento de acción, provocar y convencer.  Son muchos los que en medio de la tempestad continúan luchando alzando la voz, denunciando, porque a eso se traduce todo, luchar por  la justicia social, la soberanía popular, la igualdad, la solvencia tanto política como económica.

Por eso mientras compre su bandera en el semáforo o salga con la camisola de la selección a dar una vuelta, piense que tiene una misión qué cumplir, porque así como es mi patria querida… también es la suya.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.