¡Exportemos migrantes, así nos mandan remesas!

Las remesas lejos de ser un indicador por el cual enorgullecerse como un logro propio del gobierno, son un indicador de la perspectiva atroz que tienen los guatemaltecos que enfrentar como futuro.

La disyuntiva: ser parte del sistema feudal con condición de esclavos, o ser esclavos en otra sociedad donde son criminalizados por el color de su piel y condición migratoria.

Eso sí, lo importante es que manden pisto y en dólares para que el presidente se vanaglorie de semejante tragedia humana.

Un sistema que es incapaz de ofrecer un futuro a sus habitantes, donde más de la mitad son pobres y desnutridos; con una educación donde los gradúan “por decreto” aun sin tener las capacidades mínimas para enfrentar la vida, obviamente sin la capacidad de asimilación en la sociedad norteamericana.

¿Qué perspectiva real ofrece?

Desafortunadamente la única respuesta es ser esclavo, con salarios que ningún “gringo” acepta y aún menos las condiciones del trabajo para ganar esos míseros dolaritos, viviendo en un cuarto con 8 personas más, no puedo ni imaginar cuál es la diferencia a estar en la cárcel. Mandando 100 dólares al mes a la familia para que ellos puedan a la vez subsistir en condiciones marginales.

Futuro negro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.