Chapinadas y chambonadas: ¿van a venir los turistas con toque de queda?

Si pues… las soluciones a medias siguen a la orden del día.

Fotografía de Danilo Ramírez

Ya los aeropuertos de los países vecinos y en general del mundo están abiertos, acá con bombos y platillos anuncian que el 18 de septiembre abren. Eso sí, con protocolos que seguramente nos van inundar de turistas deseosos de disfrutar la “hospitalidad chapina”.

Hagamos cuentas: Primer requisito tener una prueba PCR con 72 horas de antelación. Eso quiere decir que si el turista se hizo una hace 10 días en otro viaje ya no vale, hay que volver a gastar. En Guate esa prueba cuesta 3 mil quetzales, unos 400 dólares, y si el pasaje cuesta lo mismo pues entonces hay que gastar doble para poder venir. ¿Ustedes qué creen? Lo mismo pienso yo, ni en Cuba, ni en el Caribe están pidiendo eso. Para gastar doble vamos a la playa.

El segundo requisito es que, si no traen la prueba entonces harán “cuarentena supervisada por el ministerio de Salud”, ¡Mejor me río! ¿Quién va venir a Guatemala a pasar 14 días “supervisado” por el gobierno? Ni en Venezuela.

Tercer requisito, el toque de queda.  Hasta donde yo sé, los turistas salen de sus países a divertirse, no a estar encerrados a las 9 de la noche. Así que el prospecto de tener que gastar doble, ser “supervisado” por el gobierno y tener que estar encerrado en la noche, simplemente mejor nos vamos a Albania o al Congo, en Guate no se puede ni pasear, ni parrandear, ¿entonces a qué vamos?

Seguimos con el rosario de dificultades. Los alcaldes están imponiendo una cantidad de requisitos que van desde tener pagado el IUSI, hasta presentar un certificado médico para poder ingresar a las localidades turísticas. ¿Y el INGUAT? Pues bien, gracias… siguiendo “las reglas” y no fomentando nada. Y para mientras quienes viven del turismo a la espera que a alguien se le ocurra algo innovador.

En Europa nos cerraron las puertas por tanta alharaca.  Y aunque les caiga mal algún o cualquier embajador de Suecia; ¿Qué creen ustedes que piensan en la Unión Europea que un embajador suyo tenga que entrar en bicitaxi al país donde los va a representar? Simplemente ni van a permitir la visita de ningún guatemalteco, ni permitirán el regreso de algún europeo intrépido que logre llegar a Guatemala.

La pregunta final es ¿De dónde saldrán los turistas con tanto obstáculo?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.