Toca armarse de paciencia para una semana de ensayo y error

Así se observa el tránsito vehicular esta mañana de lunes en la ruta CA-9 Norte a Sur Fotografía de Jesús Alfonso.

Como era de esperarse al ya no tener la restricción del uso de placas y además permitir que se abran los centros comerciales, paulatinamente las iglesias y el toque de queda se haya extendido hasta las nueve de la noche, la mayoría de patronos comenzaron a citar a sus trabajadores al trabajo presencial.

Al párrafo anterior hay que sumarle lo de una persona por cada cuatro metros en casi cualquier área. Era de esperase que sucediera lo que ya podemos observar en las principales avenidas de la ciudad. La circulación de vehículos es enorme y el congestionamiento regresará a la normalidad. Horrible.

¿Qué hay con transporte público?

Hay que tomar en cuenta que el tema del transporte público no está claro y tomará unos días darnos cuenta si el porcentaje de transporte permitido incluirá nuestra colonia o barrio o no y a partir de cuándo.  Mientras eso suceda mejor salir en nuestros propios medios de transporte.

Una semana de ensayo y error

Así que a tomar medidas y estar conscientes de que durante el día tendremos un flujo vehicular fuera de lo normal y que el regreso a cada después del trabajo será de muchos minutos de recorrido y sin prisa.

Los lunes de por si son de mucho congestionamiento y saliendo de una restricción que desde el sábado a las dos de la tarde nos tenía confinados, la cantidad de urgentes también es mayor a la normal. Será una semana muy diferente de prueba y error y sobre todo una semana de horror de en las carreteras. Estos quince días serán para todos un ensayo de qué hacer.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.