¿Último sábado con toque de queda?

En la víspera del esperado discurso dominical el presidente sufrió una insufrible derrota política: el estado de sitio no fue ratificado por falta de quorum.

Nos preguntamos si la ausencia de los diputados al hemiciclo obedece al miedo de contagiarse del virus después que el presidente de ese organismo, el “mastodonte”, dio positivo o si es un distanciamiento político a raíz de la fallida reunión “secreta” en la finca presidencial hace unos días.

Sea como fuere, el presidente la tiene en contra. El mes pasado la ratificación del estado de calamidad costó que pasara, tanto medido en favores políticos como billetes verdes, según cuentan las malas lenguas. Y hoy, después de conocerse los resultados de la encuesta de Pro Datos, 9 de cada 10 guatemaltecos no le creemos las mentiras y los sermones de los domingos.

 

¿Qué nos tendrá preparado para mañana?

La buena noticia es que, si el presidente la tiene en contra, nosotros los que sí queremos trabajar y retornar a nuestra vida, tenemos una esperanza, aunque sea con esa más que idiota idea del semáforo.

¿Cómo sabremos a qué atenernos si desde hace 5 días no hay datos y no se publican estadísticas? Después de oír esa “sarta de inconsistencias” domingo a domingo ahora va a resultar que nos van a esconder las estadísticas y solo van a querer que hagamos caso a ciegas del tal semaforito ese.

La gente debe pronunciarse. Transparencia y honestidad en todo, desde la elaboración de políticas públicas, pasando por el manejo de fondos y sobre todo en la transmisión de datos reales. O enfrentamos la próxima pandemia, la del oscurantismo.

Ya los pueblos originarios lo declararon non grato y no lo recibirán en los territorios. Hagamos lo mismo…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.