La UNE Y Sandra Torres: Marrullerías de ayer y hoy II

SIN TAPUJOS

Fotografía de AFP

Continuando con esta triste y oscura historia de la política matrera de nuestro país, hago la salvedad que no son solo “la doña” y la UNE quienes han hecho de la politiquería su modus vivendi y que han desprestigiado a la clase política honesta y seria, como también a la política per sé, como una ciencia, pero por el momento me ocuparé solo de Sandra y la UNE.

Recuerdo en una ocasión asistí a un evento en un hotel capitalino, donde estaba el presidente Álvaro Colom y también el viceministro de Economía, encargado del despacho, Erasmo Velásquez, este funcionario haciendo uso de la palabra, dijo textualmente: “que gracias a doña Sandrita, que nos llama a las 5 de la mañana para despertarnos y empezar a trabajar”. Sinceramente me dio asco las palabras del viceministro, porque lo consideré un discurso lambiscón lleno de halagos no para el presidente, sino para la esposa, por lo que mejor opté por salirme de esa reunión. Pero así fue ella con ciertos miembros del gabinete, pues sin ser parte del gobierno, abusivamente participaba en las reuniones dando órdenes y directrices de lo que tenían que hacer. Además, la figura de “Primera Dama” no existe, simplemente es la esposa del mandatario.

Ya en las postrimerías del gobierno, el 8 de abril del 2011, Sandra Torres se divorció de Colom, con el fin de no tener la prohibición constitucional de postularse como candidata a la presidencia de la República, dicha acción de disolución de su matrimonio fue considerada como fraude de ley, porque lo hizo con hecho pensado de burlarse de la ciudadanía, queriendo pasarse por el arco del triunfo la Constitución Política.

La doña, se ha caracterizado por su prepotencia, se hace lo que ella quiere y a su manera, nunca acepta contradicciones, estuve poco tiempo en la UNE, pero pude observarlo, también a través de manifestaciones de muchos exfuncionarios del desgobierno de Colom.

Ahora vienen en forma lambiscona los magistrados del Tribunal Supremo Electoral, que recién asumieron en marzo, a devolverle el control del partido, pese a que existe un proceso penal contra ella por los delitos de asociación ilícita y financiamiento electoral no registrado. También hay que hacer notar, que Sandra Torres tiene una prohibición de parte de una juez de comunicarse y reunirse con los integrantes del partido.

Esto es en pocas palabras un resumen muy resumido -valga la redundancia-, del operar de Sandra Torres, hasta dónde puede llegar para conseguir sus aviesos fines, se podría escribir un libro de su repulsiva trayectoria, pero hasta aquí me quedo.

Una respuesta a “La UNE Y Sandra Torres: Marrullerías de ayer y hoy II”

  1. Te felicito pues tienes el valor de hablar en público y denunciar al corrupto y en este caso delincuente, esperaríamos que hubieran más periodistas que lo hagan para que esa escoria desaparezca del mapamundi, saludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.