El turismo, una prioridad para recuperar la economía en Guatemala

Fotografía de Milton L.

Nuestro país posee un clima y una temperatura que favorece el turismo al aire libre durante todo el año. El turismo debería ser, entonces, una de las actividades prioritarias para recuperar la economía nacional y regional, tan debilitada en los últimos meses.

Es imprescindible crear un Plan de Recuperación Turística (PRT). Éste debe incluir medidas urgentes de reapertura de playas y sitios turísticos, bajo medidas de seguridad sanitaria para evitar más contagios. Ya otros países, están abriendo sus playas con el distanciamiento social correspondiente, además del servicio de restaurantes, que, en muchos casos, no incluye servicio en mesas sino solo “para llevar”.

Para reactivar el turismo nacional y regional, sin depender de los viajeros extranjeros, debe pensarse, desde ya, en programar “feriados y fines de semana largos”, y adecuar las vacaciones escolares de medio año y fin de año con vacaciones para los padres, a efecto de que los guatemaltecos tengamos la oportunidad de desarrollar un turismo local más intensivo.

La industria hotelera debe pensar no sólo en readecuar sus precios a esta realidad sino pre-vender paquetes con descuentos atractivos utilizables a futuro, a efecto de agenciarse de los recursos financieros que necesitan para la reapertura.

El Estado debe, además, aprovechar este cierre principalmente para dos cosas: mejorar la infraestructura de acceso a los sitios turísticos, haciendo uso de mano de obra local para promover el empleo; y mejorar también los servicios en dichos sitios, tales como señalización, servicios sanitarios, servicios de emergencia, senderos, etcétera, para proporcionar una mejor experiencia y atención al visitante en su momento, siendo actividades que emplean mucho recurso humano.

En este momento, muchos pequeños negocios, hoteles y restaurantes, han tenido que cerrar temporal o permanentemente, por falta de ingresos. En este sentido, el gobierno debería orientar los recursos crediticios disponibles hacia el sector turístico, proporcionando la asesoría técnica y financiera que estos negocios necesitan para obtenerlos, reactivarse y poder empezar a contratar de nuevo al personal, lo cual ayudará directamente a reducir el desempleo actual.

Este es el momento de prepararnos para la reapertura económica y el turismo (local por ahora), acciones que pueden ayudar significativamente a obtener resultados muy positivos en corto plazo. Se necesita urgentemente una política pública, en este sentido, en coordinación con el sector turístico privado para aprovechar ese potencial.

La ruta está servida, ahora solo hace falta saber si quienes toman las decisiones están dispuestos a seguirla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.