El agua, ese recurso invaluable, aprovechémoslo cuidadosamente

Colonia Santa Faz zona 6, Chinautla. Fotografía de Erick Ávila

Guatemala cuenta con vastos recursos naturales. Uno de ellos es el agua. Sólo veamos la cantidad de lluvia que cae cada invierno en el territorio nacional. Sin embargo, la mayor parte de esa lluvia fluye hasta el mar sin que se aproveche al máximo. En invierno hay inundaciones y en verano hay escasez de agua por las sequías. ¿por qué no aprovechar esa lluvia?

Todas las instituciones públicas y privadas, gobierno y municipalidades, deben impulsar un plan nacional de captación de agua para utilizar ese recurso, que hoy ya se reconoce como, no renovable.

Este plan debe tomar en cuenta las áreas urbanas, que cada día sufren más la escasez del vital líquido y también a las áreas rurales que sufren las inundaciones pero también las sequías debido a la falta de previsión, siendo dependientes de que las lluvias lleguen en el momento adecuado para la agricultura.

Este plan debe ser integral, de urgencia nacional con acciones paralelas, iniciando con medidas para controlar la deforestación. ¡Menos árboles es sinónimo de menos lluvia! Segundo, debe invertirse en mecanismos de captación de agua de lluvia en las áreas rurales. Se necesita captadores familiares y comunitarios para proveer agua potable. Esto sería mucho más barato y eficiente que seguir invirtiendo solo en transportar grandes distancias el agua entubada.

Debe invertirse también en reservorios de agua, naturales y artificiales, para captar agua destinada a fines agrícolas y forestales. La reforestación debe estar incluida dentro de este plan nacional, no sólo para recuperar nuestros recursos naturales, sino también como estrategia para poder acceder a los fondos verdes internacionales que cuentan ya con amplios recursos financieros.

Es fundamental incluir a las áreas urbanas dentro de estas políticas nacionales de conservación del agua. Por ejemplo, todo edificio debería contar con mecanismos para captar agua de lluvia, reciclar el agua utilizada y limpiar las aguas negras. Debe recargarse los mantos friáticos subterráneos por lo que es necesario hacer agujeros que permitan su filtración, evitando que el agua se pierda en los drenajes.

Las municipalidades deben tratar las aguas negras y deben obligar a que las grandes edificaciones hagan lo mismo a efecto de poder reciclar esa agua y en su caso, regresarla para uso urbano, además de prevenir la contaminación de los ríos, lagos y océanos.

El agua es el recurso más valioso para la vida, aprovechémoslo cuidadosamente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.