¿Destruir o recuperar el medio ambiente?

TRANSFORMAR EL VENENO EN REMEDIO

Fotografía de Elías Quero

Desde 1974, cada 5 de junio se celebra el Día Internacional del Medio Ambiente.  Toda persona tiene derecho a un medio ambiente adecuado para la realización de otros derechos humanos, incluidos los derechos a la vida, la alimentación y la salud.  Los derechos ambientales o de la naturaleza regulan las relaciones de las personas con la naturaleza para preservar y proteger el medio ambiente.  El problema del medio ambiente es de todas y todos, es un problema que debe resolverse con la participación de todo el mundo, creando conciencia ambiental y responsabilidad social ambiental, porque “El mundo no va a sobrevivir mucho más tiempo como cautivo de la humanidad” 1.

Fotografía de Esbin García

El medio ambiente es un derecho humano

El objetivo fundamental de los Derechos Humanos es garantizar que cada persona pueda vivir en paz en su comunidad y con la sociedad global, respetando los derechos que por su dignidad humana todos tienen.  Todas las actividades diarias, entre ellas la educación, el trabajo, la convivencia con amigos y familia, la salud y el entretenimiento, dependen de que se pueda salir a la calle, por lo que, es indispensable un medio ambiente sano que permita la realización del bienestar y el desarrollo.

Se entiende la importancia del medio ambiente sano para la realización del bienestar humano especialmente cuando comprobamos que el daño ambiental causa enfermedades, destrucción y muerte.  Alrededor del mundo muere un millón de niños por contaminación de aire y agua, y, el cambio climático amenaza a las generaciones presentes y futuras.

Conciencia ambiental

La conciencia ambiental es una filosofía de vida compuesta por un conjunto de vivencias y conocimientos para que cada persona las utilice activamente en su relación con el ambiente.  Para la construcción de esta conciencia ambiental se hace indispensable la educación que impulse el desarrollo de la competencia ambiental, con información veraz y oportuna.

La educación ambiental se constituye en un proceso para toda la vida y su objetivo es impartir conocimiento ecológico, desarrollar actitudes y valores hacia el medio ambiente, provocar compromiso y acciones en favor de un uso racional de los recursos medio ambientales. Sin esta educación es imposible la formación de conciencia ambiental. En el 2010 en Guatemala, se decretó la Ley de Educación Ambiental, declarando de urgencia nacional el fomento, la difusión y la promoción de la educación ambiental, ya que a través de ésta se desarrollan las capacidades y actitudes para encaminarnos al desarrollo sostenible.

Los logros de los objetivos de la educación ambiental están al alcance de todas y todos, es solo cuestión de decidirse a desarrollar la conciencia ambiental individual, que al unirse a la de mucha gente, logrará cambios positivos sobre el medio ambiente.  Estos objetivos pueden resumirse en: concienciar sobre los problemas ambientales en la familia, en las conversaciones, en todos los medios de relación; desarrollar la capacidad para obtener información sobre los problemas ambientales de las comunidades en que vivimos; y, ampliar los conocimientos de entorno próximo en el que se vive, para conocer las problemáticas ambientales y tomar acciones para su solución.

Fotografía de Erick Ávila

Responsabilidad social ambiental

Corresponde a las empresas asumir la responsabilidad social ambiental adquiriendo el compromiso para preservar y cuidar el medio ambiente, a través de (1) evaluar el uso que da a todos los recursos naturales que utiliza para la producción de su producto y los materiales de empaque que usa; y,  (2) tomando acciones positivas para apoyar el saneamiento y recuperación ambiental del entorno donde operan.

En este punto se unen los dos aspectos de la transformación ambiental: personas con conciencia ambiental, que son clientes, y, empresas con responsabilidad ambiental, que pueden atender a esos clientes que buscan la protección del medio ambiente.  Desde hace años se viene utilizando el concepto de marketing verde como una opción favorable que tienen las empresas para promover sus productos y a la vez hacer una contribución al medio ambiente.  El objetivo principal de este tipo de marketing es preservar los recursos no renovables, tratando de crear una conciencia positiva en los consumidores de los productos o servicios que ofrecen. Los empresarios obtienen beneficios, los consumidores ven satisfechas sus necesidades y protegida su conciencia ambiental y el mundo mejora su medio ambiente.

El rescate, cuidado y preservación del medio ambiente es un compromiso de todos, desde el niño que está en formación, del adulto que ve cómo el mundo se deteriora, del trabajador que usa instrumentos fabricados con recursos naturales, del maestro que enseña y debe fomentar conciencia en los niños, de los padres de familia que dan el ejemplo a los niños, de los gobernantes que tienen la posibilidad de legislar y hacer que se respete esa legislación.  Y por supuesto la responsabilidad es mía, que escribo, y, es tuya que lees, es momento de recordar que “La naturaleza sostiene la vida universal de todos los seres” 2 y sin ella estamos perdidos.

 


(1) Quinn, Daniel. 1994. Ismael.

(2) Dalai Lama. 1999. El arte de vivir en el nuevo milenio.

Una respuesta a “¿Destruir o recuperar el medio ambiente?”

  1. Nuestra obligación como ciudadanos es cuidar y proteger nuestro medio ambiente, enseñar a nuestros a valorar , respetar y amar la naturaleza.. Excelente nota Lic. Romero

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.